jueves, diciembre 1, 2022
jueves, diciembre 1, 2022

Vox pasa a un segundo plano en Andalucía y es irrelevante en la formación de Gobierno

Tanto el líder de Vox, Santiago Abascal, como la candidata a la Junta, Macarena Olona, coincidieron en que no se cumplieron las expectativas

Vox no cumplió con las expectativas de ser decisivo en el nuevo Gobierno de Andalucía, sino, todo lo contrario. La formación de Abascal ha pasado a un segundo plano tras solo conseguir dos escaños más que en los comicios de 2018, ante una mayoría aplastante del Partido Popular con Juanma Moreno.

El partido analiza unos resultados amargos en los que lejos ha quedado la idea de ver a Macarena Olona como vicepresidenta de la Junta. Con 14 diputados, Vox ha pasado de ser la quinta fuerza política a ocupar la tercera posición en el Parlamento andaluz, sin embargo, los datos casan con unas expectativas que el propio partido ha reconocido no haber cumplido, ya que aspiraban a lograr unos 20 escaños y formar gobierno con el PP, siguiendo el hito acontecido en Castilla y León.

El fervor de los mítines, abarrotados en la mayoría de regiones andaluzas, acompañado de los buenos augurios de la mayoría de encuestas alimentaban un deseo que se ha quedado en ascuas tras la concentración del voto en el electorado del Partido Popular. Los andaluces han hecho un guiño a ese bipartidismo que decayó allá por 2014, con la irrupción de Podemos y más tarde de Ciudadanos y Vox en el tablero político.

Tras conocer los resultados de los comicios autonómicos, Abascal confesaba este domingo haber querido «unos mejores resultados para Vox» pero defendía el desenlace como «unos buenos resultados para España», tras «una derrota histórica» del PSOE en una comunidad en la que siempre había sido hegemónica, dando paso al control de la derecha encabezado por el PP. En este sentido, señaló que el papel de la formación «siempre ha sido desde su fundación un instrumento al servicio de España».

Por su parte, la candidata a la Junta de Andalucía, Macarena Olona, celebró la negativa de los andaluces al Gobierno de Sánchez, pero manifestó sentirse decepcionada con el resultado: «No os voy a engañar, no ha sido con el resultado que a mí me hubiera gustado, que hubiésemos esperado». A pesar de ello, «hemos crecido, elección tras elección», insistió.

Por otro lado, Olona confirmó que a pesar de que el partido no haya logrado entrar en el Gobierno autonómico cumplirá su promesa de asentarse en la región y no regresar a su escaño en el Congreso de los Diputados.

Olona ha ofrecido este lunes su «mano tendida» al ganador de los comicios andaluces, Juanma Moreno, pero ha advertido de que su partido liderará la oposición en los puntos en que haya un «abrazo permanente» entre el PP y el PSOE y «que se alejan del bienestar de los ciudadanos».

En rueda de prensa junto a los trece diputados electos tras los comicios del domingo, Olona ha hecho un balance de los resultados, de los que ha vuelto a destacar que Vox ha logrado casi 500.000 votos, 100.000 más que en 2018, que ha sido, junto al PP, el único partido que ha crecido, y que ha pasado de ser quinta a tercera fuerza parlamentaria.

Olona, que ha vuelto a reiterar el mensaje de que seguirá en Andalucía trabajando en el Parlamento entregada «en cuerpo y alma», ha reiterado que Vox lo que esperaba era ganar las elecciones y que ante una campaña «que no ha sido sencilla», las valoraciones sobre lo que haya podido haberse hecho mal las harán internamente.

La recién elegida diputada de Vox ha advertido de que para ella es «un honor» ser la voz de su partido en la Cámara andaluza y que va a seguir reclamando una reducción «drástica» del gasto político, seguridad en las calles, que la familia sea «el foco» de todas las políticas públicas, al tiempo que estará «muy vigilante» para que la gestión del gobierno «sea la mejor de sí mismo y gracias a que estaremos exigiendo».

«Lo mejor está por llegar», ha exclamado la dirigente de Vox, quien al ser preguntada sobre si considera que han fallado las expectativas de ser «determinantes» en el futuro gobierno andaluz ha respondido que la expectativa de su formación era en realidad «ganar las elecciones», y respecto a si le había merecido la pena abandonar el Congreso para ser candidata ha dicho un tajante: «Sin lugar a dudas, soy una auténtica privilegiada».

Olona, que llama a sus diputados como su «familia», ha reiterado que sacar catorce diputados es algo «extraordinario» para Vox porque ha obtenido la confianza de 500.000 andaluces, por lo que lo importante no es lograr «catorce o veinte» diputados sino «qué se hace con ellos», de la misma forma que una mayoría absoluta no garantiza una buena gestión.

Fuente: Mar Morales / EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores