viernes, abril 19, 2024
viernes, abril 19, 2024

CPK, el megaproyecto polaco: 2.000 kilómetros de líneas ferroviarias y un nuevo aeropuerto para 2034

El proyecto de alta velocidad, denominado Centralny Port Komunikacyjny – CPK (Puerto Central de Comunicaciones), supondrá la construcción de unos 2.000 kilómetros de nuevas líneas ferroviarias para 2034. Sin duda, el mayor proyecto de infraestructuras en la historia polaca.

Este macroproyecto no solo se centra en las nuevas líneas ferroviarias de alta velocidad, sino que también lo hace en un nuevo aeropuerto con vocación internacional, situado a 37 kilómetros del centro de Varsovia.

El concepto de CPK o Puerto de Comunicación Central se basa en la creación de un nodo transporte interconectado, aéreo y ferroviario, garantizando el acceso a las mayores ciudades polacas con conexiones entre dos y dos horas y media, aumentando la velocidad comercial y el número de pasajeros. CPK es, por tanto, mucho más que un nuevo aeropuerto y, de hecho, más del 75% de la inversión planificada hasta 2034 se destinará al componente ferroviario, lo que permitirá que parte del tráfico de pasajeros y mercancías pase de la carretera al ferrocarril.

El objetivo principal del proyecto ferroviario es reducir los gastos externos del transporte, transformando el modelo polaco, haciendo que uno de los transportes más utilizado tanto para pasajeros como para mercancías sea el tren y no la carretera. Asimismo, la reducción de las distancias es otra cosa que va ayudar a que más personas opten por el sistema ferroviario de alta velocidad.

El sistema CPK estará conectado con los países vecinos, proporcionando conexiones con los mayores centros económicos de la CEE, como Viena, Praga, Bratislava y Budapest. 

Los bálticos (Lituania, Letonia y Estonia) también tendrán su acceso ferroviario desde Polonia. Rail Baltica es un proyecto de infraestructura de transporte ferroviario de nueva creación destinado a integrar los Estados bálticos con el resto de la red ferroviaria europea. Se Prevé la construcción de una nueva línea electrificada de doble vía de 870 km de longitud que atravesará los tres Estados bálticos y los conectará con Polonia y Finlandia. La anchura de la nueva línea ferroviaria será de 1.435 mm (ancho de vía europeo estándar) y su trazado incluirá: Tallin – Parnava – Riga – Panevėžys – Kaunas, la frontera polaco-lituana y la conexión Kaunas – Vilnius.

Asimismo, se ha previsto que el sistema ferroviario también pueda llegar a Ucrania. CPK Ukrzaliznyca (empresa ferroviaria ucraniana), firmaron un acuerdo de cooperación más estrecha en la construcción de nuevas infraestructuras, incluido el ferrocarril de alta velocidad. De momento se prevé el trayecto a las ciudades de Trawniki-Zamosc-Belzec, continuando hasta Leopolis y en un futuro hasta la capital (Kiev). 

El ferrocarril de alta velocidad explicado al detalle

​El proyecto liderado por Centralny Port Ko munikacyjny incluye un total de doce nuevos trayectos, diez de ellos denominados «radios», que conectan varias regiones de Polonia con Varsovia y el nuevo aeropuerto de CPK-Solidaridad. En total, treinta diferentes núcleos de inversión y casi 2.000 kilómetros de nuevas líneas ferroviarias que se construirán a finales de 2034. Ya están en marcha los trabajos preparatorios de más de 1.300 km de ellas. Las primeras obras de construcción comenzarán en 2023.

El eje básico del programa es la necesidad de conectar el nuevo aeropuerto CPK y Varsovia con la mayoría de las grandes ciudades polacas en un máximo de dos horas y media. Y, además, llevar el ferrocarril a ciudades más pequeñas que actualmente no cuentan con conexión ferroviaria, como Jastrzebie-Zdrój, Łomza, Konskie o Grójec, que durante los últimos veinte años perdieron su estación para viajeros.

Actualmente, está previsto que los trenes circulen por las nuevas vías a velocidades de hasta 250 km/h (velocidad de explotación inicial), siendo los parámetros de diseño adoptados para las líneas principales de 350 km/h, lo que permitirá aumentar la velocidad en el futuro, si fuese necesario. Algunos tramos tendrán tráfico mixto, es decir, pasajeros y mercancías.

Las nuevas líneas de CPK acortarán los tiempos de viaje, facilitando que parte de las conexiones aéreas nacionales sean reemplazadas por el ferrocarril. Por ejemplo, desde Wrocław (Breslavia), se podrá llegar a Varsovia en una hora y 50 minutos; frente a las tres horas y cincuenta minutos actuales.

“En la perspectiva de 10-20 años, la red ferroviaria polaca puede ser mejor que en los países de la antigua Unión Europea, donde las inversiones en este medio de transporte se han descuidado durante años”, afirma Kristian Schmidt, jefe de la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, en una entrevista para el money.pl. 

Asimismo, Schmidt señaló que el proyecto CPK desempeñaría un papel crucial en la integración de Ucrania en la red de transportes de la UE.

El aeropuerto que será uno de los más grandes de Europa

​A tan solo 37 kilómetros al oeste del centro de Varsovia, se construirá el nuevo aeropuerto de la capital, una localización estratégica no solo en Polonia, sino también en Europa Central y Oriental.

Las obras de construcción de la primera etapa darán comienzo en 2023, abriéndose al tráfico en 2027.

La capacidad máxima asumida para la primera etapa del aeropuerto Solidaridad será de 40 millones de pasajeros al año. Construyéndose dos pistas paralelas con unas dimensiones previstas de 4.000 metros de largo y 60 m de ancho que permitirán operaciones independientes, dotando a la nueva infraestructura de una capacidad horaria práctica: aproximadamente 90-100 movimientos de aire (en un sistema independiente), capacidad práctica anual: 400-450 mil.

La primera etapa de CPK implica, además la construcción de una terminal de pasajeros con una superficie de hasta 500.000 metros cuadrados, permitiendo la gestión del tráfico de conexión (MCT) en un intervalo de 35-45 minutos para vuelos nacionales y 45-60 minutos para vuelos internacionales. El edificio terminal tendrá una concepción modular, lo que permitirá incrementar la capacidad en función de las necesidades futuras, dado que en una segunda etapa el aeropuerto Solidaridad podría pasar de dos a cuatro pistas.

El aeropuerto de CPK contará con una estación central ferroviaria de alta velocidad con 7 andenes. Como parte de la inversión, se prevé planificar el desarrollo del aeropuerto por etapas, en función de la demanda de infraestructura, a los siguientes parámetros: terminales de pasajeros con una capacidad total de aproximadamente 65 millones de pasajeros por año en el horizonte de 2060, con la posibilidad de un mayor desarrollo a aproximadamente 100 millones de pasajeros por año, 3 pistas con una capacidad práctica de al menos 150 movimientos de aire por hora y alrededor de 600-700 mil. operaciones aéreas por año

Financiación del proyecto

Actualmente, la fuente de financiación principal es el Programa Plurianual de inversión de CPK para el periodo 2020-2023, en virtud del cual el gobierno polaco proporcionará 2.900 millones de euros hasta finales 2023 para los primeros trabajos del Aeropuerto CPK y para las nuevas líneas ferroviarias. Estos fondos se destinarán principalmente a ingeniería y trabajos preparatorios.

Según los cálculos de la consultora estadounidense Kearney, a partir de datos de CPK, el coste total de las inversiones ferroviarias hasta 2034 será de casi 21.000 millones de euros.

Para esa inversión, CPK espera contar con una considerable aportación de fondos europeos, dado que el proyecto ferroviario de CPK está alineado con los objetivos estratégicos del transporte de la Unión, como el Pacto Verde, la transferencia del transporte de la carretera al ferrocarril, y los principales objetivos de la estrategia de la red transeuropea de transporte TEN-T.

Licitaciones

En julio de 2022 se conoció el resultado de la licitación marco con las empresas que pueden optar a la realización de los proyectos de construcción de las líneas de alta velocidad…

Los proyectos constructivos (actualmente 300 km ya en fase de realización) incluyen la preparación de la documentación para la toma de decisiones medioambientales, la planificación espacial, los diseños y estudios para la toma de decisiones sobre la ubicación y expropiaciones, los diseños de construcción para la obtención de permisos de construcción y los diseños detallados, así como la documentación de licitación para la selección de contratistas de construcción. Se basan en las variantes de inversiones diseñadas en los estudios de viabilidad que comenzaron a finales de 2021.

En 2023 se prevé la celebración de nuevos contratos tanto para nuevos proyectos constructivos como de los primeros trabajos de construcción, preparatorios, tanto para la parte ferroviaria como la aeroportuaria de CPK. La inversión clave en este 2023 será el túnel de alta velocidad en la ciudad de Lodz de 6 km de longitud, el mayor del país.

Relacionados

spot_img

Colaboradores