lunes, julio 15, 2024
lunes, julio 15, 2024

(VÍDEO) El Open de Australia ya tiene su momento más divertido de esta edición: el lío de Collins con el ‘tie-break’

Danielle Collins y Karolina Muchova se jugaron el todo por el todo en el desempate del tercer set, que tuvo una anécdota inesperada

Sin duda el tenis es un deporte que deja muchas anécdotas, algunas dramáticas y otras más amables, pero a pesar de que el Abierto de Australia aún no ha completado su primera semana de competición hay pocas dudas de que el primer grand slam del año ya nos ha dejado su momentazo cómico de esta edición.

Ocurrió este miércoles durante el encuentro en el que Danielle Collins se clasificó para la tercera ronda del torneo tras superar a Karolina Muchova entres mangas, con un 6-7(1), 6-2, 7-6(6). La jugadora estadounidense tuvo que remontar tras haber perdido el primer set y todo acabó por decidirse en el tie-break del último parcial.

Con 6 a 3 arriba para Collins en el desempate, la norteamericana forzó el error de Muchova, que mandó una derecha al pasillo de dobles. Collins levantó entonces los brazos celebrando una victoria… que aún no se había producido. El motivo es que desde mayo del año pasado, cuando dos tenistas llegan al desempate en el último set, se juega un llamado super tie-break en el que hay que llegar a 10 puntos en vez de a los 7 habituales. Una circunstancia de la que Collins fue informada por el juez de silla y que se tomó con humor.

«Estaba un poco avergonzada», confesó después la jugadora durante la entrevista a pie de pista, «supongo que nunca me había tocado jugar el tie-break del tercer set en un grand slam, así que simplemente pensé que el partido había terminado». «La verdad es que no soy muy buena con el conteo, así que tal vez deba trabajar en eso un poco», dijo con una sonrisa.

Relacionados

spot_img

Colaboradores