jueves, diciembre 1, 2022
jueves, diciembre 1, 2022

La Casa Real dispuso de casi 6 millones en sus cuentas en 2021

El presupuesto de la Jefatura del Estado se vio incrementado en 544.000 euros, por lo que se situó en 8,43 millones de euros

La Casa del Rey tuvo un superávit de 889.316 euros en sus cuentas de 2021, sobre un presupuesto inicial de 8,43 millones, lo que le permitió tener un saldo de tesorería de 5,8 millones.

Como hace cada año desde el inicio del reinado de Felipe VI como gesto de transparencia, el Palacio de la Zarzuela ha publicado en su página web el informe de ejecución presupuestaria de 2021 una vez que sus ingresos y gastos han sido auditados por la Intervención General del Estado.

Será a partir del próximo año cuando la supervisión financiera la pase a hacer el Tribunal de Cuentas, como se recogió en el decreto de medidas de transparencia aprobado por el Gobierno el pasado 26 de abril.

Del saldo de tesorería al cierre del pasado, cifrado en 5,8 millones de euros, la casi totalidad (5,6 millones) está depositado en cuentas bancarias en diversas entidades financieras.

El presupuesto de la Jefatura del Estado en 2021 se vio incrementado en 544.000 euros respecto al año anterior, por lo que se situó en 8,43 millones de euros, librados por el Estado en cuatro pagos: 2,1 millones; 2,5 millones; 3,8 millones y 31.150 euros con fechas 20 de enero, 30 de junio, 12 de noviembre y 27 de diciembre.

La principal partida del presupuesto ha sido para gastos de personal (4,1 millones), seguido de los gastos corrientes en bienes y servicios (2,7 millones).

La Familia Real tuvo una retribución global de 507.000 millones de euros.

Felipe VI recibió 253.843 euros; la reina Letizia, 139.605 euros, y doña Sofía, 114.231 euros.

El rey Juan Carlos dejó de tener la asignación que recibía del Estado, cifrada en unos 200.000 euros, en marzo de 2020 por decisión de su hijo tras conocerse sus negocios ocultos en el extranjero.

Respecto a los altos cargos, el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, cobró el pasado año 147.204 euros, seguido del secretario general, Domingo Martínez Palomo, con 145.789 euros.

Al final de 2021, la Casa del Rey tenía deudas por valor de 1,2 millones de euros con distintos acreedores.

Entre ellos, Hacienda, por 285.155 euros como consecuencia de las retenciones realizadas de acuerdo con la legislación vigente en el último trimestre en materia de IRPF.

Al mismo tiempo, tenía derechos de cobro por 402.364 euros, principalmente por pagos anticipados que finalmente son asumidos por otros organismos o instituciones.

Según la auditoría desarrollada por la Intervención General del Estado, complementaria a la de la propia Casa del Rey, las cuentas de la Jefatura del Estado «expresan en todos sus aspectos significativos la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la institución» a 31 de diciembre de 2021.

Por segundo año consecutivo, la Zarzuela ha publicado además la memoria de actividades desarrolladas por los miembros de la Familia Real. En total, fueron 411 actividades, de las que 323 fueron en España.

En la Comunidad de Madrid, se desarrollaron el 63 por ciento de las actividades nacionales, seguida de Andalucía (6 por ciento); Cataluña (5 %); Galicia (4 %) y Asturias y Aragón (3 % cada una). 

Un botijo, una espada y una pandereta, entre los regalos reales de 2021

Los miembros de la familia real recibieron en 2021 un total de 307 regalos, que en su mayoría fueron dirigidos a Felipe VI, con 170, entre ellos, un botijo, una espada tradicional, varios sombreros, una pandereta, una aceitera o unos peluches.

Como en los años anteriores desde que comenzó el reinado de Felipe VI, la Casa del Rey ha publicado en su página web la relación de obsequios recibidos en actividades oficiales o procedentes de autoridades, organismos públicos o entidades privadas como gesto de transparencia, cuyo destinatario final es Patrimonio Nacional, según la normativa de la institución.

El único miembro de la familia real que no recibió ningún obsequio el pasado año fue Juan Carlos I, quien reside en Abu Dabi desde agosto de 2020.

De los 170 presentes que fueron a parar a don Felipe, destacan, sobre todo, los libros, seguidos de placas, fotografías, cuadros, figuras o monedas.

Entre los más singulares, destaca el botijo que le regaló el alcalde de la localidad alicantina de Agost o la espada tradicional del ministro de Exteriores de Argelia.

También recibió unos peluches por parte de la Fundación Adecco y varios sombreros, así como la camiseta de la selección portuguesa cortesía del presidente de este país, Marcelo Rebelo de Sousa.

Un ánfora, una aceitera, un azulejo conmemorativo, una maqueta de dron, dos guayaberas, una vela aromática o un madroño con el kit para su cuidado, que le entregó Cáritas, son otros de los regalos que aparecen en el listado.

La reina Letizia contabilizó 73 presentes, también en su mayoría libros, y en menor medida, pañuelos, pulseras o figuras de artesanía o una hamaca, de la Institución Internacional SEK.

La Generalidad valenciana le entregó el libro “Ñam sobre lo que comemos”, mientras que de un gobernador paraguayo, recibio dos manteles, dos sellos y una taza.

Sombreros, un juego de mantelería, varios abanicos o un tapiz pequeño fueron otros objetos que fueron destinados a doña Letizia.

La princesa Leonor recibió tres regalos, entre ellos, el libro “Mujeres de armas tomar”, procedente de Perú, y otros once compartidos con su hermana, la infanta Sofía.

Entre ellos, dos juegos de memoria, de manos del Gobierno de Aragón; dos bolsas con artículos promocionales del Atlético de Madrid; dos mochilas, y dos cintas de la Virgen de Lluc (Mallorca).

La reina Sofía contabilizó tres obsequios: dos pulseras, un grabado en madera de estilo japonés y un sombrero.

Como en 2020, no recibió ningún regalo el rey Juan Carlos, apartado de la vida institucional desde junio de 2019 y quien se trasladó a vivir a Abu Dabi en agosto de 2020 por la controversia por sus negocios irregulares en el extranjero tras el ofrecimiento que le hizo el príncipe heredero de este emirato, Mohamed bin Zayed Al Nahyan, de acogerle.

La Casa del Rey no ha informado de quién costea los gastos de desplazamiento, de alojamiento y de otros servicios que recibe el emérito y y si ha recibido algún tipo de presente durante su estancia en Abu Dabi. 

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores