martes, agosto 9, 2022

Rajoy pone el broche final a la comisión Kitchen del Congreso

El expresidente es el último compareciente en la comisión parlamentaria que indaga sobre la presunta trama de espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy vuelve este lunes al Congreso, donde será interrogado en la comisión Kitchen sobre la presunta trama de espionaje parapolicial al extesorero del PP Luis Bárcenas, con la expectación de su anuncio de que contestará a lo que le pregunten los diputados.

Rajoy es el último de las 37 personas que han sido llamadas durante nueve meses en la comisión parlamentaria que se abrió para indagar las responsabilidades políticas sobre la presunta trama urdida desde el Ministerio del Interior para espiar y robar documentación al extesorero del PP Luis Bárcenas que pudiera ser comprometida para el partido.

Un asunto que investiga la Audiencia Nacional -el juez ha cerrado la instrucción aunque la decisión no es firme al haber sido recurrida- y en el que, por el momento, han sido procesados del primer gabinete de Rajoy su ministro Jorge Fernández Díaz y su secretario de Estado, Francisco Martínez.

La declaración de Rajoy pondrá el broche final a una comisión que comenzó el pasado 17 de marzo y por la que han pasado casi cuarenta comparecientes, entre ellos Bárcenas, y también exdirigentes como la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal, el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y su número dos Francisco Martínez, ambos procesados en la Audiencia Nacional.

Ahora será el turno de Rajoy, que fue presidente del Gobierno durante el tiempo en el que los investigadores ubican está supuesta operación parapolicial (entre 2013 y 2015) de espionaje al extesorero. Su comparecencia, que comenzará a las 16.00 horas y en las que cada grupo tendrá quince minutos de interrogatorio, ha generado si cabe aún más expectación después de que el pasado viernes Rajoy dejara claro en una entrevista en Onda Cero su intención de responder a las preguntas que le hagan los diputados, en línea contraria a la que siguió el jueves Cospedal en el Congreso.

La ex secretaria general del PP declinó contestar a las preguntas en la comisión al estar recurrido el auto en el que el juez acordó sacarla de la causa. «Si ella consideró que no debía responder, hizo muy bien. Yo voy a responder porque no tengo ningún problema en responder», apostilló Rajoy para quien Cospedal ejerció «un derecho constitucional».

Rajoy no solo adelantó que iba a contestar a los parlamentarios. Apuntó también que no conoce al excomisario José Villarejo, una de las piezas claves de la supuesta operación Kitchen y quien en las dos ocasiones que ha acudido al Congreso ha señalado a Rajoy como conocedor de la trama e, incluso, como la persona con la que mantuvo contacto por teléfono.

Algo «absolutamente falso», en palabras del expresidente, quien apuntó que no sabe cuándo supo de la existencia de Villarejo, pero que, desde luego, cuando fue ministro del Interior no tenía «la más remota idea» de ese comisario. «Lo único cierto es que yo no he visto a ese señor en mi vida. Esa es la única verdad. Y naturalmente lo voy a decir. En mi vida», aseveró.

Tras Rajoy, la comisión cerrará sus puertas y los grupos tendrán un plazo para presentar sus conclusiones e intentar acordar un dictamen antes de que termine el año. Previsiblemente y ya en 2022, ese dictamen se elevará al pleno del Congreso para su ratificación.

Fuente: EFE

Artículos relacionados