viernes, octubre 7, 2022
viernes, octubre 7, 2022

¿Qué opciones de medalla tiene la delegación española en Tokio 2020?

Estas son las grandes bazas de España en los Juegos Olímpicos que se disputan entre este 23 de julio y el próximo 8 de agosto

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han quedado, por fin, inaugurados. A pesar de todo, la pandemia no ha podido con el mayor evento deportivo del mundo, que llega un año después de lo previsto apostándolo todo (ya que la normalidad no acompaña en el resto de aspectos) a su gran baluarte histórico: los cientos de hombres y mujeres que, cada cuatro años, sueñan con una medalla por la que han sudado la gota gorda durante toda una trayectoria.

España acude a esta nueva cita olímpica con la ilusión imperecedera que mueve a nuestra delegación desde Barcelona ’92. Aquellas 22 preseas logradas entonces supusieron un antes y un después para nuestro deporte. Con la salvedad de Sídney 2000, nuestros deportistas no han dejado de presentar un medallero muy notable en cada edición de los Juegos posterior a la que albergó la Ciudad Condal. Vara de medir, desde hace 29 años, del éxito o fracaso olímpico español cada cuatro veranos.

Acercarse, más o menos, a los 22 metales sería sinónimo de buena actuación. Superarlos, algo digno de matrícula de honor. Y no hay intención ninguna de rebajar las expectativas ahora, aunque es imposible esbozar un pronóstico certero de buenos resultados. La referencia más cercana es Río 2016, con 17 medallas que supondrán el clavo más cercano al que agarrarse. Para bien o para mal.

A priori, estas son las principales opciones de medalla para el deporte español durante las próximas dos semanas.

Equipos

La potencia española en deportes de equipo está fuera de toda duda: casi todas nuestras selecciones son candidatas a medalla entre las nueve que nos representarán en Tokio

En la pelea por el podio olímpico estarán, si nada se tuerce, las selecciones tanto masculina como femenina de baloncesto (que defienden bronce y plata olímpicos respectivamente). Nombres tan sugerentes en sus filas como los de Pau Gasol, Laia Palau, Ricky Rubio y Alba Torrens, entre otros, no pueden llevar a pensar lo contrario.

También hay derecho a soñar, de nuevo en ambos géneros y por los buenos resultados recientes a nivel mundial y europeo, en balonmano y waterpolo. Además, el fútbol masculino va a por el oro al contar con la columna vertebral del equipo semifinalista de la pasada Eurocopa y algunas adiciones de relumbrón. Tampoco se puede dejar fuera de las quinielas al hockey, en especial a las chicas (terceras del mundo en 2018 y de Europa en 2019).

Atletismo

Quizá Orlando Ortega, vigente subcampeón olímpico en 110 metros valla, sea nuestra principal baza en el tartán. Pero no la única, ya que jóvenes como Ana Peleteiro (triple salto) y Mo Katir (5.000 metros) llegan pisando fuerte a Tokio. También se dice que no perdamos de vista a nuestros representantes en 20 kilómetros marcha: Diego García Carrera, Álvaro Martín y María Pérez.

Ciclismo en ruta

A sus 41 años, Alejandro Valverde quiere despedirse de los Juegos Olímpicos a lo grande. Después de conquistar el Mundial, el ciclista murciano pondría un broche perfecto a su carrera con una medalla olímpica. Puede ser la primera para España en Tokio 2020, en un circuito que no disgusta al corredor de Movistar y después de salvar un susto de dimensiones mayúsculas este mismo viernes: el positivo por coronavirus de un masajista podría haber dejado sin concurso en Tokio al equipo español (también formado por Omar Fraile, Jesús Herrada y los hermanos Izagirre).

Golf

Jon Rahm es uno de los deportistas españoles a los que hay que seguir sí o sí en los próximos días. El golfista vasco llega al torneo olímpico nada más haber recuperado el número uno del mundo y tras ser campeón del US Open y tercero en el Open británico. Los tres son hitos de suficiente enjundia como para verle pelear por un nuevo éxito en Tokio 2020.

Halterofilia

La colección de medallas de Lydia Valentín a todos los niveles, incluido el olímpico, obliga a incluirla entre los nombres propios de la delegación española. Es cierto que no competirá en su peso habitual y lo hará en -87 kilos, pero incluso así parte con opciones de presea: es cuarta en el ranking de su nueva modalidad.

Judo

Puede ser uno de los veranos olímpicos con más alicientes para seguir este deporte en lo que a España se refiere. Habrá que prestar mucha atención a Nikoloz Sherazadishvili, doble campeón mundial en -90 kilos. Y ojo con compañeros suyos como Fran Garrigós (-60 kg), Ana Pérez (-52 kg) o Julia Figueroa (-48 kg), entre otros: el equipo español va a por todas.

Jon Rahm, otra opción clara de medalla olímpica para España / EFE

Karate

Todo parece indicar que Sandrá Sánchez y Damián Quintero abandonarán Tokio con una medalla olímpica debajo del brazo. Al ser dos de los máximos exponentes de su deporte a nivel mundial, pensar lo contrario es toda una osadía. Así que ya saben: no se pierdan sus katas.

Piragüismo

Un buen caladero de medallas españolas desde siempre, con muchas ilusiones puestas también en este verano: el K4 de Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper y Rodrigo Germade, Teresa Portela en el K1 200, Arévalo y Craviotto de nuevo por separado, Paco Cubelos e Íñigo Peña en el K1 1.000, Maialen Chourraut en aguas bravas… Difícil que no caiga algo pala de por medio.

Los ‘tapados’

En natación, no se puede contar de antemano con que Mireia Belmonte consiga una medalla. Lo cual no quita para que pueda llevársela si alcanza alguna final, al igual que sucede con Hugo González. La ‘sincro’ española ya no es lo que fue, pero todo puede pasar bajo el liderazgo de Ona Carbonell.

También hay varios taekwondistas españoles con posibilidades de brillar en Tokio: Raúl Martínez, Javier Pérez Polo y Adriana Cerezo. Quién sabe, puede que Garbiñe Muguruza suba al podio en tenis de forma individual y/o formando dupla con Carla Suárez en dobles.

El boxeo es otro deporte candidato a darnos alegrías, gracias a las buenas sensaciones de nuestros cuatro representantes: Gabriel Escobar, José Quiles, Gazi Jalidov y Enmanuel Reyes Pla. En idéntica situación optimista parte el triatlón en categoría masculina, con un tridente de lujo: Mario Mola, Javier Gómez Noya y Fernando Alarza.

En ciclismo en pista, Sebastián Mora y Alberto Torres pueden acabar entre los tres primeros en madison, ya que han ganado varias medallas mundiales y europeas. Además, la vela española, normalmente santo y seña de nuestro medallero, quiere resarcirse de su mal papel hace cinco años en tierras brasileñas: las embarcaciones de Paula Barceló y Támara Echegoyen, Silvia Mas y Patricia Cantero y Jordi Xammar y Nico Rodríguez parten, entre otras de las tripuladas por nuestros regatistas, con ventaja.

Hasta la esgrima (Carlos Llavador en florete) y el tiro (Fátima Gálvez y Alberto Fernández en foso olímpico) podrían ser motivo de satisfacción nacional en Tokio, donde las aspiraciones olímpicas españolas vuelven a estar al máximo nivel y las sorpresas no pueden descartarse hasta el final.

Relacionados

(VÍDEO) Roger Federer vive su despedida soñada del tenis: Nadal tampoco pudo contener las lágrimas

El suizo y el balear, protagonistas de una de las grandes rivalidades deportivas de todos los tiempos pero también de una amistad imperecedera, formaron pareja en un partido para el recuerdo en la Laver Cup

(VÍDEO) Luis Enrique sorprende con la presentación de la última lista de la selección española: no muchos lo conseguirían

El entrenador del combinado nacional tira de otra de sus grandes pasiones, el ciclismo, para oficializar los convocados junto a otro loco de la bicicleta: Aitor Unzué

Roger Federer anuncia su retirada del tenis: la Laver Cup será su último torneo

El tenista suizo lo deja a los 41 años y con 20 'grandes' en su palmarés, con Wimbledon 2021 como último Grand Slam en el que participó
spot_img

Colaboradores