viernes, abril 19, 2024
viernes, abril 19, 2024

(VÍDEO) Pueblos evacuados y vuelos cancelados en La Palma por la erupción del volcán

El aumento de la explosividad del volcán y una nueva boca eruptiva obligan a evacuar Tajuya y Tacande

El volcán de La Palma ha sumado en las últimas horas dos nuevas bocas eruptivas, y no una como se informó inicialmente, que vierten lava fluida que avanza ladera abajo, han informado el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

El IGME precisa que los ríos de lava han recorrido cerca de un kilómetro ladera abajo antes de expandirse y engrosarse el lóbulo, a una velocidad en torno a los 60-80 metros por hora.

El servicio de trabajos aéreos del IGME informa de que debido al incremento de la explosividad e intensidad de lluvia piroplástica asociados a la apertura de estas dos nuevas bocas se han tenido que desplazar a la zona de exclusión en la parte alta de Tacande.

El 112 ha divulgado un vídeo con imágenes captadas en los vuelos de reconocimiento del IGME y del Gobierno de Canarias, en el que se aprecia cómo la lava desciende a gran velocidad, al igual que otro vídeo de Involcán con imágenes térmicas de la lava procedente de las dos nuevas bocas.

El incremento de la explosividad del volcán y la apertura de nuevas bocas llevó a las autoridades a desalojar este viernes a los vecinos de los núcleos de Tajuya, Tacande de Abajo y la parte no evacuada previamente de Tacande de Arriba.

El comité científico del Plan Especial de Protección Civil ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) recomendó esas evacuaciones porque temió que el cono del volcán se desmoronara en medio de un episodio explosivo sin precedentes desde que comenzó la erupción.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, ha explicado en rueda de prensa que inicialmente se optó por pedir a los ciudadanos que se confinaran en sus casas porque el riesgo era solo de lluvia intensa de cenizas, quizás con algunas partículas de piroclastos ligeramente más grandes.

Pero, al comprobar la subida súbita de la actividad y las nuevas coladas de lava, los expertos observaron tres riesgos para la población que aún no había sido evacuada: caídas de material piroclástico de mayor tamaño, riesgo de verse expuestos a una colada y, en el peor de los casos, quedar dentro del radio de alcance de un flujo piroclástico de alta velocidad si el cono colapsaba.

Las autoridades evacúan Tajuya, Tacande de Arriba y Tacande de Abajo

La dirección del Plan Especial de Protección Civil ante Riesgo Volcánico (Pevolca) ha evacuado a la población que aún permanecía en los barrios de Tajuya, Tacande de Arriba y Tacande de Abajo, en La Palma, al aumentar los fenómenos explosivos en el volcán.

Esos tres barrios, los más cercanos a la erupción fuera del perímetro evacuado en días previos, habían recibido una orden de confinar a la población bajo techo.

En un mensaje emitido por el 112 de Canarias, el Pevolca explica que la explosividad de la erupción que comenzó el domingo se ha intensificado, ha aumentado la expulsión de material piroclástico y es cada vez más fuerte la emisión de ceniza.

Vuelos cancelados

Las compañías aéreas Iberia, Binter, Canaryfly y Vueling han cancelado una treintena de vuelos con las islas canarias de La Palma y La Gomera (también con Tenerife en el caso de las dos primeras) ante el peligro que pueda ocasionar para la navegación la nube de ceniza generada por la erupción del volcán Cumbre Vieja, en activo desde el pasado domingo, según han informado a Efe fuentes del gestor aeroportuario.

Pasadas las 19.30 horas, fuentes de Aena han explicado que tanto el aeropuerto de La Palma como el de La Gomera están operativos «en estos momentos» y la decisión de volar o cancelar las operaciones corresponde a las propias aerolíneas.

A primera hora de la tarde del viernes, Binter anunció la cancelación temporal de los vuelos con La Palma e informó de que la paralización se mantendrá hasta que las condiciones mejoren y permitan volar garantizando la seguridad.

La aerolínea conecta principalmente La Palma con los aeropuertos de Tenerife Norte y Gran Canaria.

Binter justificó la decisión por causas de fuerza mayor para garantizar la seguridad y añadió que no podía dar una previsión de cuándo se podrán retomar los vuelos y aseguraba que estaba atendiendo ya solicitudes de cambios o reembolsos por parte de los pasajeros afectados en estos vuelos.

Además, advertía de que los vuelos con La Gomera estaban en peligro de sufrir retrasos o cancelaciones, y posteriormente cancelaba también las conexiones con la isla.

Por su parte, Canaryfly seguía los mismos pasos y suspendía temporalmente su operativa con La Palma debido a la evolución de la situación volcánica y coincidía en que la paralización de dicha operativa se mantendrá hasta que las condiciones mejoren y permitan volar con total seguridad.

La nube de cenizas y la situación generada tras la erupción del volcán en La Palma también llevó a Iberia a cancelar su vuelo del viernes por la tarde desde Madrid con la isla, al igual que hizo Vueling, que suspendió su conexión desde Barcelona.

Copernicus actualiza los daños del volcán

La lava del volcán de la Palma cubre 190,7 hectáreas y ha destruido a su paso 420 edificaciones, así como 15,2 kilómetros de carreteras, según los datos actualizados del sistema de observación europeo Copernicus.

Esta medición realizada por satélite corresponde a las 20.44 hora canaria (21.44 hora peninsular), del 23 de septiembre y es la cuarta actualización desde la primera medición realizada el 20 de septiembre, al día siguiente de la primera erupción.

Los últimos cálculos de Copérnico suponen que en aproximadamente 18 horas la lava ocupó 10,6 hectáreas más de terreno y destruyó 30 edificaciones.

Estas cifras irán en aumento con toda probabilidad, dado que las estimaciones de Copernicus se basan en mediciones de la víspera.

Por otra parte, los expertos indican que la colada más avanzada -la que alcanzó la zona de Todoque, de 1.200 habitantes- prácticamente no se mueve y no se sabe si finalmente llegará al mar.

Sin embargo, la que permanecía parada se ha reactivado (avanza a unos 12 metros por hora, aunque ha llegado a picos de 33 metros/hora) y transporta restos del cráter tras las explosiones del miércoles.

La columna eruptiva ha alcanzado una altura de 6 kilómetros sobre el nivel del mar y ya se han detectado cenizas finas en la próxima isla canaria de La Gomera.

La sismicidad continúa en bajos niveles, aunque no se descarta la posibilidad de sismicidad sentida, y se siguen registrando temblores de tipo largo periodo, asociados a la actividad explosiva, al tiempo que se descarta que se produzca lluvia ácida en las próximas horas.

Las deformaciones del suelo siguen mostrando una tendencia estable y la estimación de la tasa de emisión de dióxido de azufre (SO2) a la atmósfera continúa en tasas superiores a las 12.000 toneladas diarias.

Se multiplican las ayudas a los afectados

Los daños que el volcán está causando en La Palma son cuantiosos, por lo que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció que la isla será declarada en su totalidad «zona catastrófica» e informó de que el Ejecutivo aprobará ayudas inmediatas para los afectados.

Además, se va a comenzar a trabajar en un Plan de Reconstrucción a más largo plazo con varios frentes: desde el urbanismo y la vivienda hasta la reconstrucción de carreteras y redes de abastecimiento de energía y agua, pasando por el impulso de las renovables y la puesta en marcha de un programa de relanzamiento turístico.

Pero las ayudas no solo proceden de las instituciones, sino que la solidaridad es patente desde el mismo momento en que el volcán entró en erupción.

Ejemplo de ello son los agricultores, que están poniendo todos sus medios para ayudar a las personas desalojadas, y ello a pesar de que este sector, centrado en gran parte en el plátano, tiene un futuro incierto por la erupción y en estos momentos su actividad está prácticamente parada.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores