martes, mayo 21, 2024
martes, mayo 21, 2024

Otro ejemplar quemado del Corán, ahora frente a la embajada de Turquía en Copenhague

Una semana después de haber hecho lo mismo en Estocolmo, el extremista danés-sueco Rasmus Paludan repitió el gesto en Dinamarca

El extremista danés-sueco Rasmus Paludan quemó este viernes un ejemplar del Corán frente a la embajada de Turquía en Copenhague, una semana después de haber hecho lo mismo en Estocolmo, actos que provocaron las protestas de Ankara. Paludan, quien también quemó ejemplares hoy frente a una mezquita y el consulado ruso, aseguró que repetirá el acto todos los viernes hasta que Turquía desbloquee la entrada de Suecia en la OTAN.

Decenas de personas se concentraron en los tres sitios para protestar contra los actos, que transcurrieron sin incidentes y con amplio despliegue policial. El ministerio de Exteriores turco había convocado horas antes al embajador danés en Ankara para protestar contra los planes de Paludan, protegidos por la legislación danesa sobre libertad de expresión, lo mismo que en Suecia.

El titular de Exteriores danés, Lars Løkke Rasmussen, calificó de «irritantes» los actos por desacreditar a Dinamarca en el extranjero, aunque destacó que lo ocurrido no cambia la «buena» relación entre ambos países. Turquía ha protestado también en las últimas semanas contra Suecia y cancelado varias visitas oficiales de cargos suecos por la quema del Corán y después de que un grupo kurdo hiciera una ejecución simbólica en Estocolmo de un muñeco que representaba a Erdogan.

La intervención militar rusa en Ucrania provocó en 2022 que Suecia, junto con la vecina Finlandia, acabaran con su no alineamiento militar y solicitaran el ingreso en la OTAN, que fue aprobado en la pasada cumbre de la Alianza, celebrada a finales de junio en Madrid. La entrada de ambos países está pendiente del visto bueno de Turquía, que levantó a última hora su veto a cambio de ciertas condiciones, plasmadas en un acuerdo, mientras las partes continúan negociando.

Ankara presiona a ambos países para que tomen medidas drásticas contra grupos kurdos que califica de «terroristas», en especial a Suecia, que cuenta con una importante comunidad de origen kurdo, y reclama la extradición de residentes en ese país que apoyan su causa. La quema de ejemplares del Corán ha provocado protestas y llamadas a boicotear productos suecos en varios países musulmanes.

Paludan se convirtió hace años en un fenómeno en redes sociales en Dinamarca por sus polémicas quemas del Corán en barrios de inmigrantes, y su partido, Rumbo Firme, se quedó a décimas de entrar en el Parlamento en 2019. Tras varias penas menores por delitos de racismo y una prohibición de las autoridades electorales danesas por manipular declaraciones de votantes, Paludan probó suerte en Suecia, donde ha protagonizado actos similares, que originaron disturbios la pasada Semana Santa.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores