miércoles, agosto 10, 2022

Los talibanes aceptan a las mujeres en la reapertura de las universidades, aunque con horarios distintos a los de los hombres

Las universidades públicas y privadas de Afganistán eran mixtas antes de que los talibanes retomasen el poder

Algunas de las universidades públicas de Afganistán reanudaron las clases este miércoles, después de permanecer cerradas durante casi seis meses desde la toma de Kabul por los talibanes, aceptando la presencia de mujeres en las aulas pero en horarios distintos a los de sus compañeros varones.

Hoy abrieron los centros superiores situados en las regiones más cálidas del país, sobre todo en el sur, y las universidades «en áreas más frías (reabrirán) el 26 de febrero«, informó a Efe el portavoz del Ministerio de Educación Superior, Ahmad Taqi.

La reapertura se produjo «en línea con la política del Emirato Islámico (como se autodenomina el Gobierno talibán) enviada a las universidades», anotó Taqi, un documento en el que se indicó a los centros que se permitiría el acceso a ambos géneros, pero de manera segregada y en horarios diferentes.

«Recibimos una carta oficial para reiniciar los estudios tanto para los hombres como para las mujeres considerando la segregación de género», dijo a Efe Ismael Sadet, profesor de la Universidad Gubernamental de la provincia de Nangarhar, en el este del país.

En la misiva se especificaba que los estudiantes varones asistirán a la universidad antes del mediodía, mientras que las mujeres deberán hacerlo por la tarde.

Las universidades públicas y privadas afganas eran mixtas antes de que los fundamentalistas llegaran al poder, con hombres y mujeres estudiando en las mismas aulas.

Sin embargo, en las escuelas primarias y secundarias, las niñas y los niños eran educados por separado.

Tras la toma de Kabul por los talibanes, todos los centros educativos detuvieron su actividad durante un mes, y cuando reabrieron lo hicieron con restricciones a la educación femenina, que se debía limitar a los centros de educación primaria.

En este sentido, los funcionarios talibanes se han comprometido en diferentes ocasiones a que todas las niñas, incluidas las estudiantes de secundaria, puedan volver a las aulas en marzo, cuando comience el nuevo año escolar en el país.

El derecho a la educación de las mujeres siempre ha sido una de las condiciones para el reconocimiento del Gobierno talibán por parte de la comunidad internacional.

La comunidad internacional ha seguido de cerca los primeros meses del Gobierno talibán, con la esperanza de que se distanciaran de la línea dura que impusieron durante su primera estancia en el poder entre 1996 y 2001, cuando a las niñas se les prohibió asistir a la escuela y se recluyó a las mujeres en el hogar.

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel