domingo, diciembre 4, 2022
domingo, diciembre 4, 2022

La UE condena la anexión rusa de territorios ocupados: «Ucrania ejerce su legítimo derecho a recuperarlos»

Los ministros del G7 han pedido además a la comunidad internacional que rechace la anexión y el «brutal expansionismo» de Moscú

La Unión Europea condenó «firmemente» este viernes la anexión ilegal por parte de Rusia de cuatro territorios ucranianos ocupados y aseguró que Ucrania tiene derecho a defenderse y seguir luchando para su liberación y recuperación pese a las amenazas de Moscú.

«Ucrania está ejerciendo su legítimo derecho a defenderse de la agresión rusa para recuperar el pleno control de su territorio y tiene derecho a liberar los territorios ocupados dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas», aseguraron en una declaración conjunta los miembros del Consejo Europeo. 

Los líderes de los Veintisiete recalcaron además que “las amenazas nucleares del Kremlin, la movilización militar y la estrategia de tratar de presentar falsamente el territorio de Ucrania como el de Rusia, y pretender que la guerra puede tener lugar ahora en el territorio de Rusia, no harán tambalear nuestra determinación”.

La UE rechazó así “firmemente” y condenó “inequívocamente” la anexión anunciada este viernes por el presidente ruso, Vladimir Putin, de las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón.

Aseguró que Rusia “pone en peligro la seguridad mundial” con este movimiento, al “socavar deliberadamente el orden internacional basado en normas y violar descaradamente los derechos fundamentales de Ucrania a la independencia, la soberanía y la integridad territorial”, principios “básicos” consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, puntualizó.

En el mismo contexto, los países de la UE dejaron claro que no reconocen ni reconocerán nunca los “‘referendos’ ilegales que Rusia ha diseñado como pretexto para esta nueva violación de la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, ni sus resultados falsificados e ilegales”.

“Nunca reconoceremos esta anexión ilegal. Estas decisiones son nulas y no pueden producir ningún efecto legal”, recalcaron, al tiempo que subrayaron que tanto la península de Crimea, que Rusia se anexionó en 2014, como ahora Jersón, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk “son Ucrania”.

Al mismo tiempo, instaron a “todos los Estados y organizaciones internacionales a que rechacen inequívocamente esta anexión ilegal”.

El Consejo Europeo declaró estar decididamente con Ucrania y su pueblo en esta “guerra de agresión” de Rusia y garantizó su apoyo “inquebrantable” a la integridad territorial y la soberanía de Ucrania.

También avanzaron que reforzarán las medidas restrictivas contra Rusia y aumentarán la “presión” para que ponga fin a la agresión contra Ucrania.

La Comisión Europea ya ha propuesto una octava ronda de sanciones en ese sentido, que deberán refrendar los Estados miembros de la UE en los próximos días.

Por último, los Veintisiete dejaron claro que seguirán prestando un “fuerte apoyo económico, militar, social y financiero a Ucrania durante todo el tiempo que sea necesario”.

Prácticamente al mismo tiempo que se publicaba la declaración de los Veintisiete, los presidentes de las tres instituciones europeas (Consejo, Comisión y Parlamento) difundían en sus respectivas cuentas en redes sociales su tajante rechazo a la anexión de las cuatro regiones ucranianas perpetrada por Putin.

«No reconocemos ni reconoceremos nunca la farsa de los ‘referendos’. Nunca reconoceremos esta anexión ilegal», subrayó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

«La anexión ilegal proclamada por Putin no cambiará nada», apuntaba, por su parte, la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula Von der Leyen, quien recalcaba además que «todos los territorios ocupados ilegalmente por los invasores rusos son tierras ucranianas y siempre formarán parte de esta nación soberana«, en una clara alusión también a Crimea, anexionada desde 2014.

Mucho más escueto fue el mensaje de la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola: «No reconocemos los falsos referendos de Rusia. No reconocemos la anexión ilegal del Kremlin».

Mientras el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, subrayó que la «anunciada anexión de territorios ucranianos por parte de Rusia es una importante violación del derecho internacional y de la Carta de la ONU» y «ningún simulacro de referéndum puede justificarlo».

«La integridad territorial y la soberanía de Ucrania no son negociables» y «el apoyo de la UE a Ucrania sigue siendo inquebrantable», concluyó el jefe de la diplomacia europea.

Los ministros del G7 también condenan la anexión «ilegal» de territorios ucranianos

Los ministros de Exteriores del club de naciones industrializadas del G7 condenaron este viernes la anexión por parte de Rusia de los territorios ucranianos bajo su control en el este y sur del país.

Esta implica que «el evidente desprecio del derecho internacional por parte de Rusia toca fondo de nuevo», según un comunicado de los responsables diplomáticos de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Japón, Francia, Italia y Alemania, que ejerce de anfitriona en estos momentos.

Las aspiraciones del presidente ruso, Vladímir Putin, a integrar las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia suponen otro ejemplo de sus «inaceptables violaciones» de la soberanía de Ucrania y de los principios y obligaciones contenidos en la Carta de las Naciones unidas y otros tratados internacionales, agregaron.

«Jamás reconoceremos ni las supuestas anexiones ni los ‘referendos’ ficticios realizados a punta de pistola», subrayaron los ministros de Exteriores.

En su comunicado, pidieron además a la comunidad internacional que se sume a la condena y que rechace el «brutal expansionismo» de Moscú y su «negación de la existencia de Ucrania como estado independiente».

Los individuos y organizaciones que, tanto dentro como fuera de Rusia, apoyen política o económicamente estas «infracciones del derecho internacional» deberán contar con la imposición de más sanciones, advirtieron.

Condenaron también el uso de una «retórica nuclear» por parte del Kremlin, la cual no logrará sin embargo su propósito de intimidar a los países del G7 para que cejen en su apoyo a Kiev.

«Las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiya, así como Crimea, son partes integrales de Ucrania,» se remarcó en el comunicado, en el que se pide la retirada inmediata y completa de las tropas de Moscú.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores