lunes, enero 24, 2022

La ONU pospone el reconocimiento oficial a los talibanes ante el rechazo de los radicales

Naciones Unidas exige al régimen talibán formar un Gobierno étnicamente inclusivo y respetar los derechos de las mujeres

La petición del Gobierno talibán de ser reconocido como autoridad oficial de Afganistán ante la ONU tendrá que esperar varios meses, después de que el «comité de credenciales» de la ONU pospusiera este miércoles una decisión al respecto mientras dure el actual periodo de sesiones, es decir, hasta septiembre de 2022.

La decisión del comité -que también afecta al caso de Myanmar, donde la junta militar pidió ser reconocida tras el golpe del pasado febrero- debe ser ahora refrendada por la Asamblea General, que no suele contradecir lo que decide el comité.

Si la Asamblea lo refrenda, la petición talibán, planteada el pasado septiembre, quedará en el limbo, y solo en el caso de que un estado plantee un procedimiento de excepción podría el comité replantear la cuestión, algo inhabitual, dijo una fuente conocedora del reglamento en estos casos.

El reconocimiento o no por parte de la ONU se considera crucial para el régimen talibán, pues hasta ahora ningún país ha dado ese paso, ni siquiera los vecinos o próximos -Irán, Pakistán, Rusia- así como China, que han mantenido abiertas sus embajadas en Kabul y han celebrado conversaciones a alto nivel con las autoridades talibanes.

Las condiciones de la ONU

Los requisitos que la ONU exige al régimen talibán para su reconocimiento han sido repetidas por el secretario general de las Naciones Unidas, por la UE, por Estados Unidos y por numerosos países: formar un Gobierno étnicamente inclusivo y respetar los derechos de las mujeres, principalmente, pero hasta ahora no han cumplido ninguna de las dos.

Las mujeres tienen prohibido el trabajo asalariado -a excepción del sector salud-, y las niñas solo pueden ir a la escuela primaria, habiendo sido apartadas de la educación secundaria y universitaria.

Además, hay otros detalles que dificultan ese reconocimiento, como el hecho de mantener como ministro del Interior a Sirajuddin Haqqani, hijo del fundador de la red Haqqani, considerada una organización terrorista por Estados Unidos.

El Gobierno talibán lamenta la decisión

El Gobierno talibán lamentó este jueves la decisión del «comité de credenciales» de la ONU. «Un comité especial de la ONU ha dictaminado que el asiento de Afganistán en la Asamblea General de la ONU no debería cederse por ahora al nuevo Gobierno afgano», expuso en un mensaje en Twitter Suhail Shaheen, que había sido propuesto por los talibanes el pasado septiembre como nuevo representante afgano ante las Naciones Unidas.

Shaheen, que ha estado destinado como miembro de la oficina política de los talibanes en Doha durante la última década y es su actual portavoz, criticó que «esta decisión no se basa en principios ni justicia, al despojar de sus derechos legítimos al pueblo afgano» tras la llegada del grupo fundamentalista al poder el pasado agosto.

Así, el candidato de los talibanes ante la ONU dijo que esperaba que «en un futuro próximo este derecho» se traslade al representante afgano en el organismo, «para que los problemas del pueblo afgano puedan resolverse de manera más eficaz y eficiente» ante la comunidad internacional.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados

Humoristas del BOE

La guerra Rusia-OTAN

Florecitas

Los ojos de serpiente