lunes, julio 15, 2024
lunes, julio 15, 2024

Irán acusa a Occidente de «terrorismo económico» mientras voces internas critican la respuesta del régimen a las protestas

El expresidente del Parlamento, así como el jefe del Poder Judicial han pedido soluciones diferentes a las protestas, incluso «escuchar sugerencias» y «corregir algún error»

El presidente iraní, Ebrahim Raisí, ha afirmado hoy que la propagación del terrorismo y la expansión de la OTAN son factores que socavan la seguridad en la región asiática.

«La propagación del terrorismo en varios países asiáticos, así como la expansión de la OTAN, socavan la seguridad en la región», señaló en la VI cumbre de líderes de la Conferencia de Interacción y Medidas de Confianza en Asia (CICA) que se celebra en la capital kazaja.

Raisí también condena el «terrorismo económico», en referencia a las sanciones occidentales contra la república islámica y otros países, y aseguró que Irán hace todo lo posible para combatirlo. «El terrorismo económico es una amenaza universal que requiere una cooperación constante para contrarrestarlo», señaló.

El presidente iraní destaca además la necesidad de crear un mecanismo regional para fortalecer la paz y la seguridad, así como contrarrestar las amenazas que enfrentan los países asiáticos. Considera «muy importante» crear mecanismos financieros conjuntos en Asia para utilizar las monedas nacionales. «La nueva Asia necesita un nuevo modelo para hacer frente a los nuevos retos económicos», sostuvo.

En cuanto a las protestas por la muerte de Mahsa Amini, duramente reprimidas por la Policía de la Moral, comienzan a surgir las primeras voces dentro del sistema iraní que cuestionan a la Policía de la moral o la respuesta estatal a las movilizaciones.

Ali Larijani, expresidente del Parlamento y exoficial de la Guardia Revolucionaria, ha sido de las primeras figuras en romper con la línea oficial, que culpa a “enemigos exteriores” de las protestas. “Aprecio los servicios de la Policía y los basiji (milicia paramilitar), pero el trabajo de alentar el uso del velo no debe ser asignado a ellos”, dijo el veterano político al diario conservador «Ettela at”.

“El velo tiene una solución cultural, no necesita decretos o referéndums”, aseguró, a lo que añadió que “la sociedad (iraní) necesita más tolerancia”. “El Gobierno islámico significa que las personas gestionan sus propios asuntos”, dijo.

Hace unos días, el jefe del Poder judicial, Gholamhosein Mohseni Ejei, dijo: “Estamos listos para escuchar sugerencias y no tenemos problemas en corregir cualquier error. Añadió que todos los sistemas políticos tienen “debilidades y fallos”, pero a continuación señaló a Estados Unidos como instigador de las movilizaciones.

Todo esto contrasta con la posición de Jameneí que ayer volvió a acusar al “enemigo” de las protestas. «La única solución es permanecer firmes», aseguró el líder religioso.

Mientras tanto continúan las movilizaciones en el país en protesta por la muerte de Amini en medio de una fuerte represión estatal con miles de detenidos y al menos 108 muertos, según una ONG noruega.

Relacionados

spot_img

Colaboradores