martes, agosto 16, 2022

El PP denuncia que «Sánchez se jacta de ir sin corbata y a continuación se sube al Falcon»

Los populares también piden a Sánchez que deflacte los impuestos ante la elevada inflación: «Esto no es posible sostenerlo»

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, cuestionó este jueves las medidas del plan de ahorro energético del Gobierno y censuró a Pedro Sánchez por obligar a que se apaguen las luces y se reduzcan los aires acondicionados y luego «se monte en el Falcon».

En un acto del PP celebrado en Jerez de la Frontera, Gamarra pidió al presidente del Gobierno que estudie las propuestas a este plan de ahorro energético planteadas por el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, y dé marcha atrás a su plan que «a nadie gusta y a todos disgusta”. Gamarra ha reiterado su crítica a no llevar corbata y a apagar las luces de establecimientos y edificios públicos durante la noche cuando el Gobierno de España «no reduce su gasto» al contar con 22 ministerios y 800 asesores.

«Cuando todos los españoles están cambiando su ritmo de vida porque no lo pueden mantener, no puede ser que el Gobierno siga viviendo por encima de sus posibilidades», sentenció. «No se puede pedir que se baje la calefacción, se reduzca el aire acondicionado, se apaguen las luces y a continuación, día tras día, montarte en el Falcon y en helicóptero derrochando todo tipo de combustible. Esto es pura incoherencia y egoísmo», denunció.

Entre las propuestas de ahorro, el PP plantea prolongar la vida de las centrales nucleares en España y «reconducir» las relaciones con Argelia, país que suministra gas a España. Gamarra aseguró que España «no está para vacaciones por la crisis económica que vivimos» e incidió en que «ahora más que nunca» España «necesita un presidente que se deje de sobrevolar sobre los problemas de los ciudadanos, literalmente, y les ayude en una situación que es cada vez más complicada».

También lamentó que los españoles sean «un 11% más pobres» que en agosto de 2021 y que el país lidere la inflación en Europa occidental, algo que, ha remarcado, «es fruto de un mal gobierno». «Si la gente es un 11% más pobre y la cesta de la compra cuesta un 11,5% más, los impuestos tienen que actualizarse para se pague menos, porque esto no es posible sostenerlo y los españoles no pueden pagarlo», recalcó.

«Estamos ante un divorcio de la sociedad con el Gobierno”, ha sentenciado, para añadir que «no se pueden exigir esfuerzos cada día a empresas y familias mientras el gobierno sigue derrochando como si no pasara nada».

Fuente: EFE.

Artículos relacionados