sábado, mayo 18, 2024
sábado, mayo 18, 2024

El Gobierno critica a Ferrovial por su marcha mientras que el PP culpa al Ejecutivo: «Vapulean a las empresas»

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha calificado la decisión de «errónea» y ha dicho que Ferrovial «le debe todo a España»

El Gobierno ha criticado con dureza la decisión de Ferrovial de trasladar su sede social a Países Bajos, mientras que el PP ha responsabilizado al ejecutivo por su política de «vapuleo» a las empresas y algunos analistas advierten ya de un posible efecto contagio.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha calificado la decisión de «errónea» y ha dicho que Ferrovial «le debe todo a España» y que su «gesto» supone una falta de «compromiso con el país».

Calviño, que -según fuentes ministeriales- ha llamado por teléfono al presidente de la compañía, Rafael del Pino, para manifestarle su rechazo «firme», ha sostenido que esta deslocalización «no tiene ningún tipo de fundamento» en un momento en el que «España está atrayendo más inversión internacional que nunca» y está impulsando un proceso de «modernización sin precedentes».

«No creo que sea un escenario razonable, no hay ningún fundamento para ese gesto, que es particularmente difícil de entender en un grupo como Ferrovial, que nació, creció y ha llegado a donde está gracias a la inversión pública y las obras públicas del país», ha reprochado la vicepresidenta.

El PP responsabiliza al Gobierno

Fundada en 1952 en España, Ferrovial cuenta con un 82 % de su negocio fuera de España y más de un 90 % de sus inversores son extranjeros.

La empresa justifica su decisión en que Países Bajos cuenta con un marco jurídico estable, tiene una calificación crediticia triple A, es el lugar elegido por grandes compañías con presencia europea y norteamericana y facilita la salida a bolsa en Estados Unidos.

Mientras que varios ministros han salido a criticar la ‘fuga’, el PP la ha relacionado con el «vapuleo» al que, a su juicio, somete el Gobierno a las empresas españolas.

La portavoz ‘popular’ en el Congreso, Cuca Gamarra, ha pedido a Calviño que se pregunte si ha hecho «algo para que se quede» o «algo para empujarla a que se tenga que ir».

«¿Soy responsable de la falta de seguridad jurídica que hace que muchas empresas tengan que optar por otros países? ¿Soy responsable como Gobierno de la falta de incentivos para atraer la inversión? ¿Estoy teniendo como Gobierno una conducta de defensa del tejido económico y empresarial o estoy permitiendo que sea vapuleado nuestro tejido económico y empresarial hasta por el propio Gobierno?», le ha animado a plantearse.

También la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha censurado que el Gobierno de Pedro Sánchez «señale» a las empresas, en lugar de «dar marcha atrás» en su política fiscal que «va a arruinar» a España.

La titular de Hacienda, María Jesús Montero, ha lamentado el traslado, pero ha recordado que Ferrovial ya tributa fuera y ha subrayado que «no hay ningún riesgo de que la parte de inversión que estaba en España se vaya a desplazar», lo que implica que esa parte del negocio seguirá tributando en el país y se mantendrán los puestos de trabajo.

Montero ha apuntado que la decisión de Ferrovial se ha conocido tras anunciar una importante reducción de su beneficio y que, por tanto, «habrá que estar atentos a otras motivaciones».

Para el secretario general de CCOO, Unai Sordo, estas tienen un «cariz político evidente», porque a él «marcharse de España para ahorrar 39 millones de euros» no le «cuadra», ha explicado en declaraciones a TVE.

«Se está hinchando un globo para un mensaje determinado. Para ahorrarse el coste de 650 médicos… me parece impresentable», ha argumentado.

Para la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, Calviño debería evitar que Ferrovial se lleve su sede: «Espero que desde el Ministerio de Economía se adopten las medidas que sean menester para evitar que esto se produzca», ha afirmado.

También ha apelado al «compromiso con el país» de los accionistas, para que «reconsideren la posición», puesto que Ferrovial ha crecido al albur de «enormes contratos con la administración pública», y ha abogado por acabar con el «dumping» fiscal y los paraísos fiscales en Europa.

Efecto contagio

Desde diversos ámbitos ya advierten de un posible efecto contagio. El analista de XTB Darío García señala que este paso «abre el melón», recuerda que Iberdrola ya ha amenazado con ello en alguna ocasión y opina que puede sentar un precedente para otras empresas fuertemente internacionalizadas, como ACS.

Diego Morín (IG) indica que la compañía evaluó antes del brexit la posibilidad de irse a Londres y que este traslado blindará su internacionalización, su crecimiento y le reportará un clima fiscal más atractivo y una mayor estabilidad, en un contexto en el que en España se está aumentando la carga con nuevos impuestos extraordinarios.

Desde la Universidad Internacional de Valencia, el profesor Tomás Gómez cree que es una mala noticia para la imagen del país que puede generar un «efecto contagio», mientras que desde la Universitat Oberta Catalunya (UOC) Cristian Castillo lo califica de «toque de atención»-

Fuentes de Gestha explican a EFE que, aunque Países Bajos tiene un Impuesto de Sociedades mayor que España, tiene una exención de los dividendos del 100 % en el caso de participaciones superiores al 5 % o inversiones de más de 20 millones, lo que le hace muy atractivo para grandes corporaciones. En España es del 95 %.

Ferrovial ha firmado hoy la décima mejor posición del IBEX 35 con un alza del 0,61 %, que ha situado sus títulos a un precio de 26,42 euros por acción.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores