lunes, febrero 6, 2023
lunes, febrero 6, 2023

El mal tiempo estanca la situación en el frente, mientras los ucranianos sufren ataques a su infraestructura crítica

Mientras, continúan los ataques con víctimas civiles, tanto ucranianos como prorrusos

Ucrania se niega a doblegarse ante Rusia pese a los ataques masivos que afectan a la red eléctrica y su infraestructura civil, mientras la situación en el frente prácticamente se ha estancado debido a la situación climática.

“Detrás de cada uno de los miles de misiles rusos hay seres inhumanos que son responsables de las muertes y pérdidas causadas por estos misiles. Detrás de cada manifestación de agresión rusa están los que la planearon, organizaron, justificaron”, afirmó este domingo el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en Telegram.

En un mensaje en el que mostró edificios de viviendas en ruinas por impactos de misiles, el mandatario afirmó que “los terroristas serán castigados por todo esto. Y definitivamente los expulsaremos de nuestra tierra”.

Ucrania se prepara para nuevos ataques

El último ataque masivo de misiles rusos contra la infraestructura energética ucraniana del pasado miércoles sumió al país en la oscuridad, una situación que ha tratado de solucionar a pasos acelerados la empresa estatal Ukrenergo, según la cual ya se ha restablecido prácticamente el 80% de la capacidad.

Según la compañía, la infraestructura crítica consume en estos momentos cerca del 10% de la electricidad generada y el resto es suministrado a los abonados. No obstante, Ukrenergo subrayó llamó a los ucranianos que ya cuentan con servicio eléctrico a ahorrar para que la electricidad pueda llegar a más abonados.

El jefe de la fracción parlamentaria de El Servidor del Pueblo, David Arajamia, alertó que las fuerzas rusas no cejarán en sus intentos de atacar las instalaciones energéticas ucranianas y alertó de que la próxima semana “podría ser muy difícil”.

“Se han llevado a cabo muchos entrenamientos, se han practicados las acciones de los ingenieros eléctricos y los responsables de la infraestructura crítica. Nos estamos preparando. Se preparan los militares”, afirmó, en un llamamiento a los ucranianos a hacer reservas de comida y bebida y recargar sus teléfonos y baterías.

Por su parte, Zelenski celebró los esfuerzos de por restablecer el servicio eléctrico en todo el país, pero reconoció que de momento no es posible suministrar electricidad a todos. “Todavía existen limitaciones en 14 regiones y en Kiev, en cada una de las cuales más de 100.000 personas siguen sin electricidad. Si el consumo crece en la noche, las desconexiones podrán incrementarse. Eso confirma una vez más la importancia de ahorrar electricidad y utilizarla de modo racional”, dijo.

Baja intensidad en el frente

En tanto, “el ritmo general de las operaciones a lo largo de la línea del frente se ha desacelerado en los últimos días debido al deterioro de las condiciones climáticas”, según el estadounidense Instituto de Estudios de la Guerra (ISW).

Sin embargo, el centro de estudios alertó de que “es probable que (el ritmo de las operaciones) aumente a partir de las próximas semanas a medida que las temperaturas bajen y el suelo se congele”.

El ISW citó los informes castrenses tanto del lado ruso como ucraniano que “indican que las operaciones en ambos lados están actualmente empantanadas por las fuertes lluvias y el lodo pesado resultante”. “Se prevé que las temperaturas bajen en toda Ucrania durante la próxima semana, lo que probablemente congelará el suelo y acelerará el ritmo de los combates a medida que aumente la movilidad de ambos bandos”, estimó el ISW.

Sin embargo, señaló que no se sabe con claridad “si alguna de las partes está planeando o preparándose activamente para reanudar operaciones ofensivas o contraofensivas importantes en ese momento”. Los servicios de inteligencia de la Secretaría de Defensa de Reino Unido constataron por su parte “combates encarnizados durante las últimas dos semanas” en la región de Pavlivka y Vugledar, en el este del país.

“Los combates en esta región continúan siendo encarnizados ya que Rusia considera este territorio indispensable para iniciar una gran ofensiva con el fin de ocupar el resto de la región de Donetsk controlado por Ucrania”, señaló la inteligencia británica, según la cual “es poco probable que Rusia logre concentrar fuerzas suficientes para lograr el éxito en esta dirección”.

Sin avances, pero con víctimas

Sin embargo, la falta de avances de ambas partes en el frente no significó la ausencia de bajas. Según el jefe de la administración militar regional de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, al menos cinco civiles murieron y otros cuatro resultaron heridos durante el bombardeo del sábado por parte de las fuerzas rusas en esta región del este de Ucrania.

«Los rusos mataron a cinco civiles en la región de Donetsk: tres en Ridkodub, uno en Chasiv Yar y uno en Bajmut. Otras cuatro personas en la región resultaron heridas», escribió. Las fuerzas rusas dispararon además dos misiles contra una infraestructura del sector del transporte en Kryvyi Rih, región de Dnipropetrovsk, en el sur de Ucrania, según el jefe de la administración militar regional, Valentyn Reznichenko.

Por su parte, los prorrusos de Donetsk denunciaron que el Ejército ucraniano bombardeó la capital de la región y las ciudades de Gorlivka y Makéevka, con un saldo de tres heridos y tres muertos.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores