33.8 C
Madrid
martes, agosto 9, 2022

Continúa el show con el cartel de Igualdad: otra modelo plagiada y con su pierna ortopédica borrada

Sian Green-Lord ha denunciado lo ocurrido a través de Instagram, donde su compañera de profesión Nyome Nicholas-Williams ya expuso la utilización sin permiso de su imagen

La campaña de verano del Ministerio de Igualdad no deja de estar en el candelero, aunque no precisamente por motivos positivos. El plagio vuelve a rodear al cartel playero de la cartera liderada por Irene Montero en las últimas horas, ya que una segunda modelo, Sian Green-Lord, ha denunciado el uso de su imagen sin permiso por parte del Gobierno.

Para mayor bochorno, Igualdad decidió obviar la condición de discapacitada de la mujer: su pierna ortopédica desaparece en el dibujo para el cartel español, basado por completo en una foto de la modelo presente en su perfil de Instagram y en la que puede advertirse a la perfección su discapacidad.

«No sé ni cómo explicar la cantidad de rabia que siento ahora mismo. Una de mis amigas me ha puesto en conocimiento de que el Gobierno español está usando mi imagen en una campaña ‘body positivity’, pero han borrado mi pierna ortopédica. Estoy literalmente alucinando. Estoy muy enfadada. No sé ni cómo empezar a explicar esto, cómo explicarlo y cómo me hace sentir. Una cosa es usar mi imagen sin permiso y otra es editar mi cuerpo con mi pierna ortopédica. No sé ni qué decir, pero está rematadamente mal», afirmó Sian Green-Lord hace unas horas a través de varias stories de Instagram.

En esta red social también compartió tanto su imagen original como la empleada en el cartel de Igualdad, sin que quepa lugar a dudas del plagio y también del borrado de la discapacidad de la modelo. Además, parece que también se le habría añadido algo de vello en la axila.

La también modelo Nyome Nicholas-Williams, que además se hizo eco del caso de Green-Lord, denunció este viernes en declaraciones a la BBC idéntica utilización de su imagen sin permiso por parte de Igualdad.

La modelo británica aseguró a este medio que los responsables de la campaña no tomaron una fotografía suya de cualquier base de datos «online», sino que la descargaron de su propio perfil de la red social Instagram, lo que calificó de «grosero e irrespetuoso».

Nicholas-Williams, londinense de 30 años, declaró que la artista que ha creado la campaña le ha pedido disculpas, pero que aún no le ha llegado explicación alguna por parte del Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero.

Fuentes del ministerio señalaron a Efe este jueves que se remiten a las declaraciones de la autora, de la agencia ArteMapache, ya que como órgano contratante este departamento no tiene responsabilidad.

«Me pilló realmente por sorpresa porque no lo había visto antes», confesó la modelo, al precisar que fue avisada por uno de los 78.000 seguidores que tiene en la popular red social.

«No es una foto de un archivo, es una foto que yo he tomado en mi Instagram. Es grosero e irrespetuoso», subrayó.

Según Nicholas-Williams, la creadora usó su imagen porque «iban justos de tiempo» y le prometió que será «compensada».

«Creo -señaló- que la actitud ha sido muy reactiva, en vez de proactiva. Estoy molesta porque si me hubiesen preguntado desde el principio, hubiese podido tomar una decisión y, probablemente, hubiese dicho sí».

Asimismo, calificó de «irónico» el hecho del que los responsables de la campaña, dirigida por el Instituto de las Mujeres, dependiente del Ministerio de Igualdad, no hayan recabado su consentimiento para usar su imagen.

«Deberían tener más conocimiento», concluyó la modelo británica.

El mensaje principal de esta iniciativa apuesta por un verano «sin estereotipos» ni «violencia estética» y reivindica la diversidad de los cuerpos y poder disfrutar del verano «cómo, dónde y con quien tú quieras».

Así, la campaña muestra una imagen en la playa de cinco mujeres de distintas razas, tallas o con una mastectomía, bajo el lema «El verano también es nuestro». 

Fuente: El Liberal / EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel