Inicio Nacional Así será la Nochevieja en Sol: aforo limitado a 7.000 personas y...

Así será la Nochevieja en Sol: aforo limitado a 7.000 personas y mascarilla obligatoria

El reloj de la Puerta del Sol da la bienvenida a un nuevo año, en 2017. / EFE

Habrá ‘prefiltros’ en los aledaños de la Puerta del Sol y se instalarán carteles en los que se informará de que el aforo se ha completado para que nadie más acceda a la plaza

A pesar del desorbitado crecimiento de los contagios de coronavirus, Madrid y su Puerta del Sol recuperarán este año la celebración de la Nochevieja, anulada en 2020, si bien el aforo de la plaza estará restringido a 7.000 personas (menos de la mitad de lo normal) y será obligatorio el uso de mascarilla.

Las restricciones estarán vigentes tanto en las preúvas del día 30 como en la noche del 31, y la Consejería de Sanidad ha asegurado que la propuesta organizativa del Ayuntamiento de la capital «tiene todas las medidas de seguridad frente a la covid-19».

Al reducir el aforo en más de un 60% respecto a las 18.000 personas que se admitieron en 2019, el Ayuntamiento estima que será posible garantizar en todo momento la distancia interpersonal. Los asistentes dispondrán de una superficie útil de 9.500 metros cuadrados en la plaza.

El dispositivo policial contará con cuatro filtros que se establecerán en distintos puntos de acceso a la plaza (calles Mayor, Arenal, Alcalá y Carrera de San Jerónimo). Dos de ellos estarán controlados por Policía Municipal y los otros dos por Policía Nacional.

Tanto el jueves como el viernes, el acceso peatonal a la Puerta del Sol quedará cortado a las 21.00 horas y se procederá al desalojo de la plaza.

Luego, a las 22.00 horas, empezará a permitirse el acceso de los asistentes a las preúvas y las campanadas, hasta completar el aforo.

También habrá desvíos y cortes de tráfico en la zona a partir de las 20.30 horas, y cerrarán las estaciones de Sol (Metro y Cercanías) desde las 21.00 horas.

En los filtros colaborará Samur-Protección Civil, para ir dando el número de personas que están en el perímetro de las celebraciones.

Además, habrá ‘prefiltros’ en los aledaños de la Puerta del Sol, y se instalarán carteles en los que se informará de que el aforo se ha completado para que nadie más acceda a la plaza. También se utilizarán, si fuera necesario, los paneles informativos luminosos de las calles Preciados y Carmen.

En la propia Puerta del Sol se habilitará un espacio acotado para los asistentes con movilidad reducida, que podrán entrar por la calle Esparteros, así como un pasillo de seguridad para garantizar los movimientos de vehículos y personas en caso de emergencia.

Las autoridades piden prudencia

Las autoridades han pedido a los asistentes a la celebración que se comporten con prudencia y cumplan «estrictamente» las normas establecidas.

El alcalde, José Luis Martínez-Almeida (PP), admitía este jueves en una entrevista radiofónica que «no iría» a la Nochevieja, aunque ha defendido que se celebrará el evento.

«En primer lugar porque, obviamente, tampoco hay un escenario ni un marco de restricciones todavía establecidas, y, por tanto, yo creo que en la medida de lo posible tenemos que seguir en esa política que se ha impulsado desde las administraciones de Madrid a lo largo de toda la pandemia«, ha argumentado.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero (PP), ha indicado que la decisión de acudir a la Puerta del Sol es «muy personal», pero no hay que olvidar que es un espacio «grande, al aire libre».

Fuente: EFE

Salir de la versión móvil