sábado, mayo 18, 2024
sábado, mayo 18, 2024

Aragonès insiste en celebrar un referéndum, con nuevo desplante: deja la cumbre entre Sánchez y Macron antes de los himnos

El presidente de la Generalitat ha dicho a su homólogo francés que Cataluña «quiere ser un socio europeo» y a Moncloa que el proceso independentista «no ha acabado»

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, pidió este jueves al Gobierno de España aprovechar la «ocasión histórica» que se presenta para pactar las bases sobre las que celebrar un referéndum de autodeterminación pactado. «El Estado español debería aprovechar esta ocasión histórica para ofrecer una solución democrática que permita a los ciudadanos decidir el futuro de los electores, como hizo el Reino Unido con Escocia o Canadá con Quebec», recalca el presidente catalán, en una tribuna que publica este jueves la edición digital del diario Le Monde.

En el artículo, con motivo de la cumbre hispano-francesa que se celebra este jueves en Barcelona, Aragonès señala que el Gobierno «debe abrir esta nueva fase para construir una solución por el lado de la política, un avance democrático en el marco europeo». «No hacerlo o retrasarlo sería un grave error», insiste el presidente catalán, que considera que hace falta «construir soluciones a los conflictos políticos a partir de la democracia».

Añade que esa hipotética consulta debería ser «reconocida por todas las partes concernidas y tener el apoyo de la comunidad internacional, como hacen las democracias avanzadas». Pide «debatir y convenir un ‘acuerdo transparente’ que decida el momento en el que Cataluña pueda ejercer de nuevo el derecho a decidir y que establecerá las condiciones para poder organizar un referéndum».

Aragonès explica que esta solución política es ahora posible porque «la negociación comienza a dar sus frutos en lo que concierte al fin de la represión, con medidas importantes como la derogación del delito anacrónico de la sedición» que implicó condenas de prisión a los responsables del referéndum ilegal de 2017. Y recalca que estos avances se han producido como consecuencia del «proceso de diálogo y negociación» emprendido por los gobiernos español y catalán en busca de una solución, en el que, como en todo proceso de resolución de conflictos políticos, «existen dificultades y el avance es complejo».

Aragonès también es noticia hoy por haber abandonado la cumbre entre España y Francia antes de que sonasen los himnos de ambos países y se pasase revista a las tropas. El presidente catalán sí estuvo en el saludo protocolario a Emmanuel Macron, al que manifestó que Cataluña «quiere ser un socio europeo». También habló durante unos 10 minutos con Pedro Sánchez, según fuentes del Gobierno citadas por El Mundo. En esa conversación, Aragonès quiso dejar claro que el proceso independentista «no ha acabado».

Moncloa conocía las intenciones de Aragonès de abandonar la cumbre lo antes posible y resta importancia a su ‘huida’, valorando la «presencia institucional del presidente de la Generalitat» aun pese a su brevedad. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sí se ha mantenido en la escena durante toda la ceremonia.

Fuente: El Liberal / EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores