martes, febrero 27, 2024
martes, febrero 27, 2024

100 años de ‘La Faraona’: Lola Flores, la niña de Jerez de la Frontera que llegó a actuar en el Madison Square Garden

En los años cuarenta, la familia de Lola Flores lo dejó todo para marcharse a Madrid en busca del éxito de ‘La Faraona’ en los grandes teatros

Lola Flores fue una burbuja de libertad y color desde que en el franquismo iniciara su carrera, una mujer indomable que lo mismo rapeaba que aparecía en «top-less» o hablaba de sexo y drogas sin tapujos y siempre con el «pellizco» que la hizo ser «La Faraona».

«Mientras yo tenga los ojos abiertos seré como una pantera negra«, decía Lola Flores, de cuyo nacimiento se cumplen este sábado cien años.

Nacida en 1923 en una casa de la calle Sol del barrio de San Miguel de Jerez de la Frontera, Lola Flores tuvo su primera escuela de vida y arte en el bar que regentaba su padre, donde vio cantar y bailar a los gitanos flamencos de la ciudad.

«Ahora el flamenco tiene prestigio, pero en aquellos años era algo completamente marginal, vinculado a las borracheras, los burdeles y las fiestas de los señoritos, ese fue el ambiente en el que creció Lola Flores, en el que se hizo fuerte», cuenta, en una entrevista, Alberto Romero, profesor de Literatura Española en la Universidad de Cádiz y autor del ensayo «Lola Flores. Cultura popular, memoria sentimental e historia del espectáculo».

Tras una pequeña temporada en la que la familia se fue a Sevilla, los Flores regresaron a Jerez. Ella, además de actuar por tabernas, bautizos y fiestas, comenzó a estudiar en academias de cante y baile. Ya apuntó maneras con su primer nombre artístico «Lolita Flores, Imperio de Jerez».

Con 16 años actuó por primera vez en el Teatro Villamarta de la Ciudad, en un espectáculo en el que conoció a Manolo Caracol, el «Armstrong del flamenco».

El célebre cantaor fue después al bar del padre de Lola para convencerle de que dejara a su hija acompañarle en su gira por las plazas de los pueblos de la provincia.

A primeros de los cuarenta, después de algunos espectáculos por Andalucía, la familia lo dejó todo y se marchó a Madrid en busca del éxito de Lola en los grandes teatros. Un éxito que, sin duda, cosechó incluso después de su muerte.

La famosa frase del The New York Times

«Ni canta ni baila, pero no se la pierdan» es una frase apócrifa sobre Lola Flores de una crítica supuestamente publicada en The New York Times, pero lo cierto es que no aparece en ninguno de los artículos conservados en el archivo de la web del periódico estadounidense.

Tampoco existe referencia alguna a una supuesta actuación en 1979 (1953, según las fuentes) de «la Faraona», que este sábado cumpliría 100 años, en el Madison Square Garden, cuya crítica habría sido el detonante de la frase.

En realidad, el origen de la sentencia, que sirvió a C.Tangana para titular su reciente gira «Sin cantar ni afinar tour 2022», lo explica su hija Lolita en el documental Lola, donde achacaba su origen a que «alguien se lo dijo (a Lola Flores) a su cara en Nueva York y ella pensó que lo habían escrito».

También Alberto Romero, profesor de Literatura Española en la Universidad de Cádiz y autor del ensayo «Lola Flores. Cultura popular, memoria sentimental e historia del espectáculo» explica: «Eso es completamente inventado. Posiblemente lo inventó ella misma, o lo escuchó en algún momento, y se lo aplicó como eslogan publicitario», con tanta eficacia que «seguimos pensando que la cita es cierta». Y es que Lola Flores, dice el profesor, era «un animal de la comunicación».

La hemeroteca digital del diario estadounidense sí guarda una noticia de 1953 que informa brevemente de la actuación de Flores en el neoyorquino Teatro San Juan con el titular: «Agenda de la semana. Lola Flores en la Temporada del Uptown – Otros eventos». En dicho texto, sin embargo, no hay rastro de esa cita.

«Lola Flores, cantante y bailaora de flamenco, actuará en una serie de espectáculos entre el jueves de esta semana y el miércoles de la que viene. Estará acompañada por Carmen Flores y Faico, Paco Aguilera, guitarrista; y Elsa Miranda (Chiquita Banana), con Manuel García Matos como director. Las actuaciones tendrán lugar todos los días a las 3 y a las 9, y también a las 6 el sábado y domingo», reza la breve nota en la hemeroteca del periódico.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores