sábado, diciembre 10, 2022
sábado, diciembre 10, 2022

Sánchez acepta tener una reunión con Aragonès, quien exige explicaciones «urgentes» sobre el espionaje

La directora del CNI aportó este jueves las autorizaciones judiciales para espiar a una veintena de independentistas, entre ellos Aragonès

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado este viernes que «la confianza con el Gobierno del Estado está rota, está a cero» y que si este último «quiere reconstruirla es imprescindible actuar con transparencia y asumir responsabilidades» por el caso del espionaje político.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Aragonès ha dicho que la gestión del asunto del espionaje «no solo no mejora con el paso de los días sino que se agrava», y ha considerado «absolutamente imprescindible que se desclasifique la autorización judicial», que ayer trascendió que existía, para actuar ante algunas de las personas espiadas, entre ellas él mismo.

«Exijo conocer qué magistrado lo autorizó y poder conocer los motivos que llevan a espiar a un responsable político» porque «en una democracia no se espía a los dirigentes de otros partidos», ha indicado.

Aragonès le ha trasladado este malestar este viernes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como la necesidad de verse «cara a cara» para hablar del espionaje, un asunto que considera «muy grave». Así se lo ha expuesto, según fuentes de la Generalitat, en una breve conversación a su llegada a las jornadas del Cercle d’Economia.

Las declaraciones de Aragonès llegan después de que este jueves exigido explicaciones al máximo nivel sobre quién dio la «autorización política» para ello y calificara de «inaplazable la asunción de responsabilidades».

La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, aportó este jueves en la Comisión de Gastos Reservados del Congreso las autorizaciones judiciales para espiar a una veintena de políticos independentistas, entre ellos Aragonès, según indicaron fuentes conocedoras del contenido de la reunión.

Aragonès recordó en su comunicado que el CNI es un «servicio integrado en el Ministerio de Defensa, que «habría reconocido el espionaje con autorización judicial a 18 personas vinculadas a las instituciones catalanas y al movimiento independentista, entre las que se incluye el presidente de la Generalitat».

Según el presidente catalán, ha habido una «vulneración flagrante del derecho a la intimidad, de participación política e institucional, tanto de las personas espiadas como de todas aquellas que se han relacionado» con ellas.

Sánchez acepta una próxima reunión con Aragonés

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aceptado este viernes mantener una próxima reunión con el presidente de la Generalidad ante la polémica por el espionaje porque ha considerado que es necesario resolver la situación.

Así se lo ha trasladado Sánchez a Aragonès en la conversación que han mantenido en Barcelona al coincidir ambos en la clausura de las jornadas del Cercle d’Economia.

Fuentes del Gobierno han informado de que en esa charla, de dos minutos y medio, el jefe del Ejecutivo ha insistido en que debe resolverse la situación y hay que pensar en los ciudadanos catalanes.

Además, confirman que se han emplazado a mantener próximamente una reunión, sin fecha aún, tal y como le había pedido de forma reiterada Aragonés.

Una petición en la que insistió tras desvelarse este jueves que el Centro Nacional de Inteligencia espió al presidente de la Generalidad.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores