sábado, agosto 13, 2022

Comisión de secretos: el CNI muestra las pruebas de que se espió a una veintena de independentistas con aval judicial

Los socios del Gobierno han juzgado insuficientes las explicaciones de la directora del organismo: «Aún queda mucha tela por cortar«

La directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, ha mostrado este jueves en su comparecencia ante la Comisión de Gastos Reservados del Congreso las autorizaciones judiciales para espiar a alrededor de una veintena de políticos independentistas.

Así lo han indicado fuentes de la reunión, que han señalado que Esteban ha llevado a la comisión abundante documentación de las actuaciones del centro, incluidas las autorizaciones judiciales para esas actuaciones que, en cualquier caso, no alcanzan las 65 personas espiadas, según los partidos independentistas.

En este sentido, la directora del CNI ha exhibido esas autorizaciones con nombres y apellidos, aunque estos no han trascendido.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de El Liberal (@elliberal_)

La comisión de control de gastos reservados, presidida por la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha comenzado a las 9.00 horas a puerta cerrada, bajo estrictas medidas de seguridad y con una gran expectación mediática para aclarar la polémica del espionaje político, que ha afectado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la ministra de Defensa, Margarita Robles, y a decenas de líderes independentistas.

Los portavoces de los diez grupos parlamentarios han tenido que dejar sus móviles en unas taquillas bajo llave, debido al estricto secreto que deben guardar sobre los papeles que pueda mostrarle la directora del CNI, que a su llegada no ha querido hacer declaraciones a la prensa, ante las preguntas de si temía por su puesto.

Medio centenar de periodistas entre fotógrafos y redactores han aguardado a la entrada de la sala Mariana Pineda donde habitualmente se reúne la Junta de Portavoces del Congreso después de que este órgano se reúna por primera vez en dos años para que tratar información clasificada y los secretos de Estado derivados del caso Pegasus.

La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurúa, ha asegurado al término de la comparecencia que aún «persisten muchas incógnitas» sobre los espionajes a políticos y que la creación de una comisión parlamentaria de investigación «sigue siendo necesaria». «Todas las sorpresas que decía la ministra de Defensa que nos íbamos a encontrar brillan por su ausencia», ha dicho la diputada vasca para quien la reunión ha resultado insuficiente y con «pocas sorpresas».

En parecido términos se han expresado los portavoces de ERC, Gabriel Rufián, y del PNV, Aitor Esteban. Para el representante vasco ha afirmado que «aún queda mucha tela por cortar».

Contra estas críticas, el portavoz socialista, Héctor Gómez, ha insistido en que el Ejecutivo ha actuado desde el «respeto estricto de la legalidad» y ha subrayado que la directora del CNI ha aportado «toda la documentación» para aclarar el caso.

Edmundo Bal, de Ciudadanos, ha insistido nuevamente en defender que «los enemigos del Estado» no estuvieran representados en esta comisión porque podrían utilizar los secretos que se revelen para «favorecer la inestabilidad», aunque «no tiene la menor duda» de que Esteban no hablará de nada que pueda comprometer esta seguridad delante de EH Bildu, ERC, las CUP o Junts.

Lo que espera de esta comisión el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, es que se respalde a la directora del CNI y que se asegure que todo lo que hacen los servicios de inteligencia «se hace bajo los designios de la ley» y más allá, ha señalado, no cree que deba asumir ninguna responsabilidad por lo sucedido.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados

Cuando las cosas tienden a cero

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel