jueves, diciembre 1, 2022
jueves, diciembre 1, 2022

Reacciones al cese: la oposición acusa a Sánchez de «debilitar al Estado para buscar su supervivencia»

Mientras, los socios del Gobierno piden desclasificar documentos y abrir una comisión de investigación

La decisión del Gobierno de cesar a la directora del CNI, Paz Esteban, ha provocado un raudal de reacciones políticas en los partidos de la oposición y en los socios del Ejecutivo.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha calificado la resolución del Gobierno de «esperpento» y lo ha definido como un ofrecimiento de la cabeza de Esteban a los independentistas. Para el líder de la oposición, Sánchez «debilita una vez más al Estado para buscar su supervivencia». «Es una auténtica afrenta a nuestro país. Injustificable», ha remachado.

Por su parte, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha afirmado que «Sánchez ha decidido criminalizar a quienes nos protegen e indultar y asociarse con quienes nos atacan». Además, ha acusado al presidente del Gobierno de organizar «una autocracia al servicio de Su Persona».

El líder de la formación verde también ha dado su visto bueno al espionaje sobre los políticos independentistas diciendo que «los mecanismos del Estado deben protegernos de terroristas, golpistas y criminales que ataquen nuestra soberanía, derechos y libertades».

Ciudadanos se ha sumado a la condena de la decisión del Gobierno y ha querido expresar su apoyo a Esteban y a los servicios de inteligencia. «Quien sobra no es la directora del CNI, sino todos los miembros de un Gobierno que ha sido incapaz de defenderla ante el acoso separatista o directamente se ha sumado a la cacería. Vergüenza», ha escrito la formación naranja en su cuenta de Twitter.

En el otro lado del espectro político, el socio de coalición del PSOE, Unidas Podemos, ha manifestado en boca de su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, la necesidad de desclasificar los documentos sobre el espionaje, de abrir una comisión de investigación al respecto y de desbloquear la Ley de Secretos Oficiales.

En parecidos términos se ha expresado el portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, que además ha pedido la dimisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Por su parte, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha exigido este martes «máxima transparencia» y «máximas garantías» de que los espionajes a políticos independentistas no se «reproduzcan» y ha asegurado que es «normal» que se asuman responsabilidades: «No es cuestión de lo que me valga o no a mí ante situaciones tan graves como un espionaje masivo», ha afirmado Junqueras, quien ha sostenido que «es el Gobierno el que debe trabajar para restaurar la confianza de la sociedad y de los demócratas, que exigen, con razón, saber que no son espiados».

Mientras tanto, el PNV ha destacado que en ningún momento ha pedido el cese de la directora del Centro Nacional de Inteligencia ni de ningún otro miembro del Gobierno por el espionaje a políticos independentistas, sino que ha exigido explicaciones. «Procedimentalmente no es el momento de los ceses o dimisiones, sino de las explicaciones. Este escándalo no puede cerrarse en falso; debe aclararse todo lo que rodea a este asunto y las dimisiones o ceses vendrían, en su caso, después», ha apuntado el PNV en una declaración.

Relacionados

spot_img

Colaboradores