lunes, mayo 27, 2024
lunes, mayo 27, 2024

Otro acercamiento más de presos etarras: son siete en cuestión y ya solo quedan 14 fuera de País Vasco y Navarra

Instituciones Penitenciarias ha coordinado con el Gobierno vasco este nuevo traslado a cárceles cercanas a las comunidades autónomas donde más actividad mantuvo ETA

Instituciones Penitenciarias ha coordinado con el Gobierno vasco el traslado a cárceles de Euskadi de seis presos de ETA y ha trasladado a otro a Navarra, con lo que ya solo están en prisiones fuera de estas dos comunidades autónomas catorce reclusos de la banda terrorista, según las cifras de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

«Sólo quedan 14 etarras para que Pedro Sánchez y su ministro del Interior puedan pasar a la historia como los responsables de acercar a todos los presos de ETA a cárceles del País Vasco», destaca en un comunicado la AVT, que arremete contra la política penitenciaria del Gobierno que permite estos acercamientos «sin colaborar con la justicia. Sin arrepentirse. Sin haber pagado su deuda con la sociedad».

El último movimiento de traslados acordados por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias incluye a siete reclusos, cinco de ellos desde la cárcel de León, entre ellos a Fernando García Jodrá, Txomin, en prisión desde 2001 y miembro del comando Barcelona que cumple condena por los asesinatos al exministro socialista Ernest Lluch, los ediles del PP Francisco Cano y José Luis Ruiz Casado y el guardia municipal Juan Miguel Gervilla. Tras su detención en Barcelona aseguró a la Guardia Civil que intentó matar ocho veces al periodista Luis del Olmo y que entre sus objetivos estaba el expresidente de la SEPI Pedro Ferreras. En 2010 fue polémica la autorización de Prisiones para ser trasladado desde la cárcel de Huelva a la de Córdoba para someterse a un tratamiento de fertilidad junto a su pareja, la etarra Nerea Bengoa.

También abandonará la cárcel leonesa José Ignacio Cruchaga, acusado junto con Txomin del asesinato del edil del PP Ruiz Casado en septiembre de 2000. Ingresó en prisión el 16 de enero de 2001 y cumple una condena acumulada de 30 años por los delitos de atentado, asesinatos, homicidio, estragos e incendios, colaboración con banda armada, robo con fuerza, falsificación, atentado a la autoridad, tenencia de armas prohibidas y lesiones, según señala Prisiones. Cumplirá las 3/4 partes de la condena en julio de 2023.

Otro traslado autorizado es el de Jesús María Echevarría, que ingresó en la cárcel en diciembre de 2002 y cumple una condena de 30 años por los delitos de asesinatos, colaboración con banda armada, detenciones ilegales, falsificación de documento público, tenencia de explosivos, tenencia de armas prohibidas, estragos e incendios. En 2025 tendrá satisfecha el 75% de su condena, entre otras los 36 años que le impuso la Audiencia Nacional por el asesinato a tiros de un guardia civil en 2002 cuando se disponía a identificarle en la A-6, a la altura de Collado-Villalba (Madrid).

Fernando Elejalde Tapia, autor del atentado que acabó con la vida del psicólogo de la prisión donostiarra de Martutene Francisco Javier Gómez Elósegui en 1997, dejará su celda en la cárcel de León para ocupar una en alguna de las tres prisiones vascas que no ha sido concretada. Elejalde también fue condenado por colocar, en julio de 1996, una bomba en el automóvil del cocinero de un cuartel de la Policía de San Sebastián, quien quedó incapacitado para su trabajo por la explosión.

Por último, dejará la cárcel de Pamplona y será trasladado a una vasca José Luis Barrios Martín, que ingresó en prisión el 25 de marzo de 1998 y cumple una condena acumulada de 30 años por asesinatos y atentados, en tanto que Daniel Pastor será conducido desde la cárcel de Zaragoza. Pastor ingresó en prisión el 4 de marzo de 2011 y cumple una condena de 40 años por los delitos de asesinatos, atentados, depósito de armas, estragos e incendios, y robo y hurto de vehículos. Le resta un horizonte penal amplio, toda vez que cumplirá las tres cuartas partes de su condena en 2041. La mayor condena que ha recibido fue los 45 años de prisión que le impuso la Audiencia Nacional en 2013 por el asesinato con una bomba-lapa del inspector jefe de la Policía Eduardo Puelles el 19 de junio de 2009 en Arrigorriaga (Vizcaya).

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha resuelto, además, el traslado de otro interno relacionado con la banda terrorista ETA a Pamplona desde Murcia. Se trata de Francisco Ruiz Romero, que ingresó en prisión el 25 de febrero de 2002 y cumple una condena acumulada de 30 años y 15 días por atentados, asesinato, depósito y tráfico de armas y lesiones. Ruiz Romero fue el autor de los disparos que mataron en mayo de 1998 a Tomás Caballero y también fue condenado por la colocación de una bomba lapa en el automóvil de un militar, que fue un atentado frustrado.

La AVT lamenta en su comunicado que «estos asesinos vayan poco a poco consiguiendo terceros grados, algo que solamente está intentando frenar la Audiencia Nacional, porque si fuera por ellos, ya estarían todos en la calle».

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores