jueves, febrero 2, 2023
jueves, febrero 2, 2023

El exministro de Sanidad británico Matt Hancock vuelve a estar en el centro de la polémica: finalista en un ‘reality’ extremo

Hancock se vio obligado a dimitir como ministro de Sanidad porque infringió las normas sanitarias del covid al ser sorprendido besándose con su asesora

El político británico, Matt Hancock, ha conseguido la tercera plaza en la final del concurso ‘I’m a Celebrity, get me out of here!’ (‘Soy famoso, ¡sacadme de aquí!’) superado por el actor inglés Owen Warner y la futbolista Jill Scott, que ganó el premio.

Hancock estuvo al frente del Ministerio de Sanidad británico durante el gobierno de Boris Johnson y fue el encargado de la gestión de la pandemia del coronavirus, lo que le valió una de sus polémicas más sonadas. El entonces ministro, pidió a la gente que mantuviera la distancia de seguridad con personas que no pertenecieran a la burbuja familiar, pero fue sorprendido infringiendo las normas cuando salió a la luz un vídeo en el que se estaba besando con su asesora, Gina Coladangelo.

Con este escándalo, no sólo político sino también personal porque el exministro estaba casado y se descubrió su infidelidad, se vio obligado a dimitir. Se separó de su mujer, con la que tiene tres hijos, y empezó una relación formal con Coladangelo.

Conservó su escaño, pero el conservador decidió darle un giro a su carrera y anunció su participación en el concurso de telerrealidad. Parecido a Supervivientes, los participantes tienen que convivir en condiciones extremas y pasar por pruebas demasiado desagradables como comer cerebro de oveja, genitales de canguro o revolcarse en el fango.

Matt Hancock era el fichaje estrella de la edición llegando a cobrar alrededor de 400.000 libras (unos 463.000 euros), según publicaba el diario INews.

Su decisión de participar en el reality vino acompañada de muchas críticas y perdió varios cargos dentro del partido como su posición en el comité disciplinario del partido o la portavocía de su distrito electoral, ya que mientras se celebraban las sesiones plenarias, él estaba concursando.

Rishi Sunak, primer ministro británico, condenó públicamente la decisión de Matt Hancock: «Es un momento difícil para el país, y los diputados deberían estar trabajando duro para sus distritos electorales», señaló.

El propio Hancock se dirigió a la audiencia en el último programa cuando los presentadores le preguntaron por qué participó: «Yo solo quería ser yo mismo. Sé que fue controvertido que yo viniera aquí… pero todos tenemos muchas facetas de nuestras personalidades».

Relacionados

spot_img

Colaboradores