martes, mayo 21, 2024
martes, mayo 21, 2024

Las 12 propuestas de China para poner fin a la guerra: respeto a la soberanía de Ucrania y terminar con las sanciones a Rusia

Pekín también insiste en la prevención de una «guerra nuclear» y en proteger las cadenas comerciales de suministro

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha publicado este viernes un documento en el que explica su «postura para una solución política a la crisis en Ucrania», resumida en doce puntos:

– El respeto a «la soberanía de todos los países» y a «su integridad territorial».

– El abandono de la «mentalidad de guerra fría» y el respeto a las «legítimas preocupaciones de seguridad de los países», algo que Pekín ha reiterado desde que comenzó la invasión, en referencia a Rusia.

– Un alto el fuego y una llamada a la «moderación» para «evitar que la situación se salga de control».

– El inicio de conversaciones de paz, dado que «el diálogo y la negociación son la única salida viable para resolver la crisis», según la Cancillería.

– La resolución de la crisis humanitaria, «protegiendo eficazmente la seguridad de los civiles» y «estableciendo corredores humanitarios para su evacuación de las zonas de guerra».

– El apoyo al «intercambio de prisioneros entre Rusia y Ucrania» y el cese de «ataques a instalaciones civiles».

– La protección de la seguridad de las centrales nucleares y un punto final a «los ataques armados contra plantas de energía nuclear».

– La «reducción de los riesgos estratégicos», que incluye un énfasis en que «una guerra nuclear no se debe y no se puede librar».

– La garantía de la exportación de cereales, en la que las Naciones Unidas han de «desempeñar un papel importante», según el Ministerio.

– El cese de las «sanciones unilaterales» por «no solucionar los problemas, pudiendo incluso crear otros nuevos», según Pekín, que ha expresado desde el comienzo de la guerra su oposición a las sanciones contra Moscú.

– La protección de la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro, que incluye una petición a todas las partes para que «se opongan «a la politización e instrumentalización de la economía mundial».

– El apoyo a la reconstrucción de Ucrania tras la guerra, algo a lo cual China está dispuesta a «brindar ayuda».

Apenas una semana antes de que estallara la guerra, los presidentes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladímir Putin, se comprometieron en Pekín a una relación de amistad «sin límites» y China ha mantenido una posición ambigua durante todo el conflicto, según la cual pide respeto para la integridad territorial ucraniana al tiempo que se opone a las sanciones a Moscú.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores