jueves, diciembre 8, 2022
jueves, diciembre 8, 2022

La OTAN impulsará batallones adicionales en Eslovaquia, Hungría, Polonia y Bulgaria por la amenaza rusa

«Significa que tendremos ocho batallones multinacionales en el flanco oriental, del mar Báltico al mar Negro», ha explicado su secretario general, Jens Stoltenberg

Los líderes de la OTAN apoyarán este viernes en su cumbre extraordinaria en Bruselas el despliegue de cuatro nuevos batallones multinacionales en Eslovaquia, Hungría, Polonia y Bulgaria, ante la amenaza que supone Rusia por la guerra en Ucrania.

«Los líderes reforzarán la postura de la OTAN en todos los dominios, tierra mar y aire. Con grandes aumentos de nuestras fuerzas en la parte oriental de la Alianza. El primer paso es el despliegue de cuatro nuevos batallones», indicó el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa en la víspera de la cumbre.

«Significa que tendremos ocho batallones multinacionales en el flanco oriental, del mar Báltico al mar Negro«, explicó, contando con los batallones que ya situó en los tres países bálticos y Polonia tras la anexión rusa de Crimea en 2014.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 30 países de la Alianza Atlántica se reunirán en la capital belga para evaluar la respuesta a la crisis en Ucrania, cuyo presidente, Volodímir Zelenski, intervendrá por videoconferencia en la sesión de trabajo.

Stoltenberg explicó que estos nuevos batallones, que “estarán desplegados tanto tiempo como sea necesario”, ya tienen a la mayor parte de sus integrantes sobre el terreno.

“En realidad están ahora allí, estamos cada vez más integrados y operacionales, así que las fuerzas, al menos en gran medida, están ya allí”, dijo.

Dejó claro que se tratará de batallones “multinacionales”, de manera que contará con un “importante componente de fuerzas de defensa nacionales” pero también con aportaciones de otros aliados.

Según el secretario general aliado, estos nuevos batallones forman parte de la “reacción inmediata” de la OTAN ante el comportamiento de Rusia, que ha implicado ya la disposición en “alerta elevada” de cientos de miles de militares de la OTAN.

Se ha elevado a 100.000 el número de efectivos estadounidenses en Europa, muchos de ellos en la parte este de la Alianza, y 40.000 militares están bajo comando directo de la Alianza, afirmó.

Al mismo tiempo, la OTAN se ha propuesto “repensar” su disuasión y defensa a largo plazo, ya que “esta brutal agresión a Ucrania tendrá consecuencias para nuestra seguridad a largo plazo, es una nueva normalidad para nuestra seguridad, y la OTAN tiene que responder a esa nueva realidad”, apostilló Stoltenberg.

También se espera que los líderes aliados acuerden mañana acelerar su apoyo específico a países socios “en riesgo por la presión rusa”, como Georgia y Bosnia Herzegovina.

Por otra parte, Stoltenberg recordó que China ya ha proporcionado a Rusia apoyo político, “incluso mediante la difusión de mentiras y desinformación flagrantes”, y que a los aliados les preocupa que también “pueda proporcionar apoyo material a la invasión rusa”.

Según dijo, China ha cuestionado por primera vez los principios fundamentales de la Alianza como su política de puertas abiertas y, por tanto, el derecho de cada país a elegir a qué organización pertenecer.

“Pido a Rusia y espero que lo hagan mañana los líderes, condenar la invasión, que se implique en la diplomacia y que no dé apoyo material”, apuntó.

Según el político noruego, “las decisiones que tomemos mañana tendrán implicaciones de gran alcance” y los grandes refuerzos de seguridad previstos “requerirán grandes inversiones en defensa”.

“Así que espero que los Aliados acuerden redoblar sus esfuerzos para invertir más. Hay un nuevo sentido de urgencia. Porque no podemos dar por sentada la paz”, concluyó.

Apoyo a Ucrania ante «amenazas químicas y nucleares»

«Mañana espero que los aliados acuerden proporcionar apoyo adicional, incluida asistencia para la ciberseguridad, así como equipamiento para ayudar a Ucrania a protegerse contra amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares«, dijo también Stoltenberg.

No quiso detallar el tipo de equipamiento que los miembros de la OTAN podrían proporcionar a Kiev para defenderse frente a las armas químicas, pero afirmó que la Alianza está «preocupada por la posibilidad del uso» de estas o las «biológicas».

«También vemos no solo la retórica nuclear del lado ruso, sino también estas afirmaciones falsas de que Ucrania, apoyada por aliados de la OTAN, está produciendo y preparándose para el uso de armas químicas. Esta es una acusación absolutamente falsa», aseveró.

No obstante, reconoció que esas declaraciones de Moscú pueden ser una forma de crear «un pretexto» para que Rusia utilice armas químicas en Ucrania.

En ese sentido, Stoltenberg recordó que el Kremlin ya ha utilizado agentes químicos contra figuras de la oposición política y también en territorio de la OTAN, en el ataque de 2018 en Salisbury (Reino Unido) contra el exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Julia.

«Rusia, por supuesto, fue parte del uso de armas químicas en Siria. Facilitó y apoyó al régimen de (Bachar) al Asad (presidente sirio), que ha usado armas químicas varias veces, así que estamos preocupados y esa es también la razón por la que estamos preparados y trataremos mañana modos de proporcionar apoyo a Ucrania para protegerse contra el uso de armas químicas», expuso.

Subrayó que el hipotético uso de armas químicas es «extremadamente grave para la población de Ucrania, pero cualquier uso de armas químicas o biológicas puede tener también consecuencias directas para países aliados de la OTAN, para gente que viva allí».

«La contaminación, la propagación de agentes químicos o biológicos usados en Ucrania pueden tener consecuencias directas para la población que vive en países aliados de la OTAN en Europa, así que recalca la gravedad de nuestras preocupaciones», dijo.

Detalló que la OTAN habla de forma abierta sobre su preocupación con respecto a la utilización de armamento químico «para reducir la probabilidad» de que se use, porque recurrir a esas armas «cambiaría en lo fundamental la naturaleza del conflicto».

«Sería una violación flagrante del Derecho Internacional y tendría consecuencias graves», señaló.

El presidente estadounidense, Joe Biden, subrayó hoy que existe una «amenaza real» de que Rusia utilice armas químicas en Ucrania, minutos antes de abordar el avión para despegar hacia Bruselas, donde participará mañana en la cumbre de la OTAN.

Por su parte, el secretario de prensa del Gobierno de Rusia, Dmitry Peskov, dijo ayer, martes, que su país contempla la posibilidad de usar armamento nuclear si se encuentra ante una «amenaza existencial».

El secretario general de la OTAN afirmó que Moscú «debe detener sus alardes nucleares», los cuales calificó de «peligrosos e irresponsables».

«Una guerra nuclear no se puede ganar y nunca debe librarse», subrayó Stoltenberg, quien puso el acento sobre la necesidad de «hacer todo lo que se pueda» para evitar que el conflicto bélico «escale más allá de Ucrania y se convierta en incluso más mortífero y peligroso de lo que vemos hoy».

Alertó de que cualquier uso de armas nucleares «cambiaría en lo fundamental la naturaleza» de la guerra.

«Rusia debe entender que una guerra nuclear nunca debería combatirse y que nunca puede ganar una guerra nuclear», avisó, y agregó que la retórica nuclear de Moscú es contraria a los compromisos que ha asumido.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores