miércoles, agosto 10, 2022

Zelenski denuncia las «condiciones infrahumanas» en Mariúpol y que los rusos capturan los convoyes humanitarios

Según Kiev, las fuerzas armadas ucranianas mantienen la defensa de Chernigov y «obstaculizan el avance del enemigo» en dirección a la capital

Cuando se inicia el vigesimoctavo día de la guerra desatada por Rusia, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, denunció este martes que más de cien mil personas viven en condiciones «infrahumanas» en la ciudad Mariúpol, al sureste del país, y acusó a los rusos de capturar una columna humanitaria que se dirigía a la ciudad.

El mandatario señaló que la población de Mariúpol se encuentra «en un bloqueo completo. Sin comida, sin agua, sin medicinas. Bajo constante bombardeo». Añadió que durante más de una semana han tratado de organizar corredores humanitarios estables para los residentes de Mariúpol, pero que casi todos sus intentos son «frustrados por los ocupantes rusos mediante bombardeos o terror deliberado».

Mientras, el Estado Mayor ucraniano afirma que sus fuerzas continúan «las operaciones de defensa en las direcciones este, sureste y noreste», que hay grupos operativos que operan en Donetsk y que se «frena el avance del enemigo en dirección a Zaporiyia», en el sur del país.

En dirección noreste, «los principales esfuerzos se centran en cubrir la frontera estatal, disuadiendo la ofensiva enemiga en la zona de Malyn», mientras las tropas mantienen la defensa de Chernigov y «obstaculizan el avance del enemigo en dirección a Kiev».

Por su parte, el equipo militar ruso y bielorruso se está moviendo activamente a lo largo del territorio de la República de Bielorrusia y se acumula a lo largo de la frontera con Ucrania, según el último informe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Además, las tropas rusas han destruido un laboratorio para la gestión de desechos radiactivos en la central nuclear de Chernóbil, ocupada al inicio de la invasión de Ucrania, según ha denunciado la Agencia Estatal de Ucrania para la Gestión de las Zonas de Exclusión.

Según este centro, el laboratorio costó más de 6 millones de euros, era un complejo con «importantes capacidades analíticas y de investigación» en el ámbito de la gestión de los desechos radiactivos. El laboratorio fue construido en 2015 con ayuda de fondos de la UE para la cooperación en seguridad nuclear y, según el comunicado, tenía equipos y capacidades analíticas únicas en Europa.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel