martes, agosto 9, 2022

La mascarilla dejará de ser obligatoria también en el patio del colegio desde el jueves

La eliminación de las mascarillas en el patio incluye también todas aquellas actividades escolares o excursiones al aire libre fuera del centro

La mascarilla dejará de ser obligatoria también en los patios de los colegios a partir del jueves, cuando entra en vigor la nueva norma que elimina su imposición al aire libre salvo en eventos multitudinarios en los que se esté de pie o, si se está sentado, no se pueda mantener 1,5 metros de distancia.

«Esta vez sí, los niños y niñas podrán estar jugando en el patio del colegio, en los recreos, sin mascarillas«, ha anunciado la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha dado luz verde al fin de su exigencia en exteriores.

La normal general revoca la obligatoriedad del cubrebocas en la calle independientemente de la distancia de seguridad salvo dos excepciones: los eventos multitudinarios en los que haya que estar de pie, en los que habrá que ponérsela siempre, o en aquellos que, estando sentados, no se pueda mantener 1,5 metros con no convivientes, tal y como acordó ayer el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Fuera del real decreto queda, ha dicho la ministra, la recomendación en aglomeraciones, que será una instrucción que deban dar las comunidades, si bien «forma parte del sentido común y de eso que llamamos la cultura del cuidado» ponérsela «cuando sintamos que estamos» en mitad de una muchedumbre.

Por ejemplo, la Comunidad Valenciana tiene pensado hacer en los próximos días unas recomendaciones generales en las Fallas y la Magdalena, ha señalado el presidente de la Generalidad, Ximo Puig, quien ha incidido en que «hay muchos momentos al aire libre en los que es conveniente llevarla porque si hay interacción y proximidad es muy difícil que no pueda haber un contagio«.

A falta de conocer más en profundidad el detalle del texto que se publicará el miércoles en el BOE, la nueva norma relaja así aún más el uso de la mascarilla en espacios al abierto que estuvo vigente desde junio del año pasado hasta el 23 de diciembre, cuando el Gobierno volvió a imponerla el pasado 22 de diciembre.

El real decreto dictado el verano pasado permitía quitársela al aire libre solo si se mantenía la distancia de seguridad de 1,5 metros con no convivientes, además de otras contadas excepciones.

Lo cual significaba que, en la práctica, también en los patios de los colegios, los niños debían llevarla, algo que dejará de ocurrir, tal y como ha asegurado la ministra, el próximo jueves: «Los niños han dado un gran ejemplo de responsabilidad durante todo este tiempo y esto será una gran noticia tanto para ellos, como para sus maestros y maestras y sus padres y sus madres», ha celebrado.

Nada cambia en espacios cerrados, ha recordado el Ministerio de Sanidad en una nota de prensa, aunque Cataluña sí ha mostrado su voluntad de eliminarla de los interiores de las escuelas «lo antes posible», ha lanzado la portavoz del ejecutivo autonómico, Patrícia Plaja, quien ha reconocido, no obstante, que «no será inmediato» porque la situación epidemiológica aún no lo permite.

La eliminación de las mascarillas en el patio incluye también, ha explicado, todas aquellas actividades escolares o excursiones al aire libre fuera del centro y sin distinción por grupos burbuja porque su retirada «está directamente relacionada con la mejora en el aprendizaje, la docencia, la salud emocional y el disfrute de los menores», ha destacado Plaja.

Desde la Xunta, el consejero de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, ha abogado por «cumplir» los protocolos en vigor en lo referente al uso de las mascarillas en los recreos escolares, a pesar de que este tema «no fue tratado» en la pasada reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad.

Sobre el futuro de la mascarilla en interiores y los cálculos que tiene el Gobierno al respecto, Rodríguez ha respondido que, si algo ha enseñado la pandemia, es a ser «prudentes».

Y aunque España cuenta con la ventaja de su alta cobertura vacunal, «la prudencia debe seguir primando en estas circunstancias. No hay que lanzar las campanas al vuelo».

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel