miércoles, octubre 5, 2022
miércoles, octubre 5, 2022

La inteligencia artificial permite desentrañar parte del misterio de los famosos Manuscritos del Mar Muerto

Científicos de la Universidad de Groningen han analizado los códices y han concluido que fueron copiados por dos escribas con «una formación u origen común»

Arqueólogos israelíes descubrieron el mes pasado en el desierto de Judea nuevos fragmentos de los conocidos como Manuscritos del Mar Muerto, una recopilación de textos judíos y bíblicos hallada en su mayor parte en excavaciones durante los años cuarenta y cincuenta.

Después del hallazgo, científicos de la Universidad de Groningen, en Países Bajos, han analizado los códices utilizando la inteligencia artificial y han llegado a interesantes conclusiones sobre los escribas que copiaron los textos.

Lo que ya se sabía es que las copias corresponden al periodo entre los siglos III a.C. al I d.C. y se cree que los pergaminos encontrados fueron escondidos en una cueva durante la revuelta del caudillo judío Simón bar Kojba contra el emperador Adriano (132-136 d.C.).

También se sabe que los textos, escritos en griego antiguo, corresponden a los pasajes bíblicos de los profetas Zacarías y Nahum. Han sido datados en el siglo II por la prueba del Carbono-14 y suponen los primeros manuscritos hallados en el desierto al sur de Jerusalén en 60 años.

Lo que los científicos de la Universidad de Groningen han aportado gracias a la inteligencia artificial es que la copia fue realizada por dos escribas que compartían un estilo de escritura similar, lo que sugiere que ambos tenían «una formación o un origen común».

La técnica utilizada consiste en aislar cada uno de los miles de caracteres que figuran en los pergaminos y compararlos en una suerte de gran base de datos. La inteligencia artificial permite reconocer pequeñas ‘firmas’ a la hora de escribir, como las curvaturas características de cada letra, y de esta forma ha llegado a la conclusión de que los escribas responsables de copiar los textos fueron dos.

Relacionados

Descubierto en China un cráneo de homo erectus de hace un millón de años

No es el primero que se encuentra, ya que en 1989 y 1990 se hallaron dos cráneos con entre 800.000 y un millón de años

Las facturas más antiguas de China: de hace 2.000 años y escritas en tablas de bambú

El hallazgo permite entender mejor el sistema de almacenamiento de granos y las prácticas oficiales de gestión de alimentos del país en aquella época

Los restos arqueológicos revelan qué alimentos usaban los romanos en las ofrendas y en los banquetes de los entierros

Los antiguos romanos despedían a sus muertos con una comida adaptada a su bolsillo
spot_img

Colaboradores