lunes, enero 30, 2023
lunes, enero 30, 2023

La cuñada de Pedro Castillo, detenida en Perú por presunto tráfico de influencias

Yanifer Paredes está bajo el punto de mira de la Justicia por su relación con una empresa que ganó una licitación con el Estado por casi un millón de dólares

Apenas un día después de que la esposa del presidente de Perú, Pedro Castillo, fuera interrogada por la Fiscalía peruana por un «presunto cobro indebido», este miércoles la cuñada del mandatario, Yenifer Paredes, se entregó a la Fiscalía en el marco de la investigación por presunto tráfico de influencias. Paredes supuestamente ofreció una obra de saneamiento en Cajamarca, la región oriunda de Castillo.

Paredes, quien fue criada como una hija por la pareja presidencial, se entregó al Ministerio Público un día después de que personal de la Fiscalía y la Policía allanara el Palacio de Gobierno en cumplimiento de una resolución judicial que ordenaba su detención preliminar durante diez días y la de otras tres personas vinculadas a su caso, entre ellas dos empresarios y un alcalde distrital de Cajamarca.

Sin embargo, durante el operativo en la residencia presidencial, que se extendió hasta la madrugada, la hermana menor de la primera dama, Lilia Paredes, no pudo ser localizada y su paradero se desconocía desde entonces. El abogado no se pronunció sobre dónde estaba Paredes, pero afirmó que su entrega sorprendió a las autoridades del Ministerio Público. «A la Fiscalía le ha tomado por sorpresa la entrega de mi patrocinada. Nosotros ya estamos en el interior de la Fiscalía», sostuvo.

La orden de arresto contra Paredes es fruto de una investigación fiscal contra ella que arrancó tras un reportaje periodístico de la cadena América Televisión. Este difundió un video en el que la joven dialogaba con pobladores de una comunidad del distrito de Chota, en Cajamarca, para informarles que necesitaba censarlos para construir una obra de saneamiento, pese a no ocupar ningún cargo en el Ejecutivo.

En las imágenes, Paredes aparece junto a Hugo Espino, quien fue detenido el martes y es el representante legal de la empresa JJM Espino Ingeniería & Construcción S.A.C., que en setiembre de 2021 ganó una licitación con el Estado por más de 3,8 millones de soles (casi un millón de dólares).

Por este caso, Paredes fue citada recientemente ante la Comisión de Fiscalización del Congreso, donde negó haber tenido injerencia en los contratos que Espino ganó con el Gobierno, aunque reconoció que sí trabajó para su compañía. Detalló que conocía al empresario desde 2019 y que empezó a trabajar para él en agosto de 2021, motivo por el cual Espino visitaba «usualmente» el Palacio de Gobierno.

La hermana de la primera dama precisó que el contrato que tenía con la empresa de Espino era «verbal» y aseguró que en las imágenes difundidas por el programa periodístico ella estaba realizando sus labores para su empresa, que se trataban de «censar a la población, recoger datos estadísticos de la población para ver si era factible realizar algún proyecto».

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores