jueves, mayo 26, 2022

La AIReF baja 4 décimas su previsión del PIB al 5,9% y contradice al Gobierno, que augura un crecimiento del 7%

Los responsables del organismo han recalcado que el «peor desempeño» de lo esperado de la segunda parte del 2021 se trasladará «a un menor crecimiento» este año

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha rebajado cuatro décimas sus previsiones de crecimiento tanto para 2021 como para 2022, hasta fijarlas en el 5,1% y en el 5,9%, respectivamente.

El impacto asociado al rebrote de la pandemia en diciembre, la crisis mundial de suministros y el retraso en los efectos económicos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia figuran entre los motivos que explican esta revisión a la baja, según ha precisado la entidad este lunes en un comunicado.

Sus nuevas estimaciones suponen una actualización de las cifras incluidas en su Informe sobre los proyectos y líneas fundamentales de presupuestos de las Administraciones Públicas (AAPP), de finales de octubre, y recogen también una revisión al alza de sus cálculos sobre la inflación de cara a 2022, hasta el 2,4%.

De esta forma, las previsiones del organismo se alejan más de las del Gobierno, que auguran un crecimiento del 6,5% para 2021 y del 7% para 2022.

El cuadro macroeconómico estimado por la AIReF ahora apunta a que la demanda nacional aportará 4,5 puntos de ese crecimiento del PIB de 2021, lejos de los 5,8 puntos que pronosticaba en octubre.

Por el contrario, el saldo exterior mejora notablemente hasta compensar parte de esa bajada y pasa a sumar 0,5 puntos, en contraste con sus anteriores estimaciones, que situaban el indicador en terreno negativo (-0,3 puntos).

Para 2022, la aportación del consumo nacional ha caído un punto, hasta 5,2, mientras que el saldo exterior pasa de sumar 0,2 a 0,7 puntos.

Los responsables del organismo -de carácter independiente y dedicado al control fiscal- han recalcado que el «peor desempeño» de lo esperado de la segunda parte del 2021 se trasladará «a un menor crecimiento» este año, lo que retrasará la recuperación de los niveles de PIB pre-covid hasta finales de 2022.

La entidad también ha actualizado sus previsiones de déficit de las administraciones públicas, que apuntan ahora a que se situará en el 7% del PIB al cierre del ejercicio 2021, tres décimas inferior al estimado en su última proyección, a principios de diciembre.

Por subsectores, el déficit de la Administración Central mejora tres décimas, del 6,2 al 5,9%, mientras que se mantienen inalterados el de los Fondos de la Seguridad Social (FSS), en el 1,3%, y el de las comunidades autónomas, en el 0,2%.

Tampoco registra cambios el superávit estimado para el subsector local, que se sitúa en el 0,3%.

En estos cálculos se ha tenido en cuenta un aumento más pronunciado de los ingresos tributarios, que según estas proyecciones se incrementaron el pasado año en 14,6%, seis décimas por encima de lo proyectado anteriormente.

«En términos comparables con 2019 -antes de la pandemia-, el incremento hasta noviembre era del 4,6% y, a excepción de los Impuestos Especiales, las principales figuras impositivas superan ya la recaudación de ese año», han explicado.

De acuerdo con sus cifras, las medidas tributarias incluidas en los Presupuestos de 2021 añaden otros 1.338 millones, mientras que las aprobadas para mantener la factura de la electricidad restan 1.126 millones. 

Fuente: EFE

Artículos relacionados