sábado, marzo 6, 2021

España afronta un momento decisivo para vencer la tercera ola al caer la incidencia a 252 casos

Nuestro país se sitúa en la frontera del riesgo extremo después de varias semanas de descenso, aunque Fernando Simón anima a «no bajar la guardia»

España afronta el momento decisivo para vencer a la tercera ola de la pandemia al lograr rebajar la incidencia acumulada a los 252 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, muy cerca del umbral de riesgo extremo (250 casos), una cifra ante la que no cabe confiarse, según advierten sin cesar las autoridades sanitarias.

En la jornada en la que se han superado los tres millones de dosis de la vacuna inoculadas y con 1.197.061 personas inmunizadas con la pauta completa, el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, ha destacado que la incidencia acumulada sigue siendo alta y no permite «bajar la guardia más de la cuenta».

Ha instado, por tanto, a las comunidades a evitar «una relajación excesiva de las medidas», cuando algunos gobiernos autonómicos han comenzado a flexibilizar restricciones en los cierres perimetrales y en la actividad comercial y hostelera.

Simón ha recordado que el nivel de ocupación en las ucis sigue siendo importante, un 33,02%, un punto menos que el viernes, por lo que un nuevo aumento del ritmo de contagios podría hacer insoportable la presión sobre el sistema sanitario.

El Ministerio de Sanidad ha notificado 535 muertes este fin de semana, un dato desalentador pero que mejora respecto de la semana pasada.

El desafío de las nuevas variantes

Sanidad ha puesto el foco en otras cuatro variantes del coronavirus que «están suscitando un interés creciente»: otras dos del Reino Unido, la californiana y la de Río de Janeiro. Sin embargo, sigue considerando las variantes británica, sudafricana y brasileña como las más importantes.

En la última actualización de su informe sobre el impacto de las variantes en la pandemia, cifra en 898 el número de casos de la variante británica confirmados, aunque existen otros 183 que han sido comunicados «a través de fuentes informales (prensa o similar) no incluidos» en esa cifra.

Avanzar en la vacunación, única alternativa

En once comunidades se ha comenzado ya a vacunar a los mayores de 80 años, administrándoles las primeras dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna en los centros de salud y en domicilios a los pacientes que por su situación no se pueden desplazar.

Son Cataluña, Castilla-La Mancha, Galicia, Andalucía, La Rioja, Extremadura, Canarias, Cantabria, Murcia, Asturias y Aragón, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. A todas ellas se suman esta semana Madrid, el País Vasco y Castilla y León.

La semana que viene llegará el turno en la Comunidad Valenciana, mientras que Castilla y León prevé comenzar «en breve», y Baleares y Navarra calculan iniciar este proceso durante el mes de marzo.

En la rueda de prensa para informar de la evolución de la pandemia, Simón también se ha referido a la campaña de vacunación, para destacar que «sigue yendo correctamente» con la administración del 85% de las dosis que ha recibido España y que, por lo tanto, se mantiene «un proceso rápido».

Además, ha recordado que «cada día hay más evidencia» de que las personas vacunadas con las dos dosis, e incluso con la primera, «tienen menos probabilidad» de desarrollar la enfermedad y que en aquellos vacunados que se contagian la enfermedad cursa de manera más leve.

No precipitarse en la desescalada

Varias comunidades han tomado este lunes decisiones sobre las medidas de contención del virus: Galicia, Castilla y León o la Comunidad de Madrid.

Según ha explicado este lunes el presidente de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, tras la reunión del comité clínico, las áreas sanitarias de Lugo, Ourense, Santiago y Vigo, con una incidencia menor a 250 casos y que suman 189 municipios y el 54% de la población, disfrutarán de una flexibilización de las restricciones, como la movilidad entre localidades o reuniones de cuatro personas no convivientes.

La Junta de Castilla y León ha acordado este lunes flexibilizar las visitas a las residencias de personas mayores y a partir del viernes, la actividad no esencial, esto es comercio y restauración principalmente, amplían su horario hasta las diez de la noche, dos horas más, aunque el último cliente será admitido a las 21.30.

La Comunidad de Madrid permitirá a partir del martes que los mayores en las residencias puedan recibir visitas de un familiar hasta tres días a la semana y dará libertad de movimiento a aquellos usuarios que estén vacunados.

- Publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -