lunes, enero 24, 2022

Elon Musk, preocupado por su compañía SpaceX: «Nos enfrentamos a un auténtico riesgo de quiebra»

El multimillonario ha comunicado a sus empleados que si no alcanzan un ritmo de vuelos de Starship de al menos uno cada dos semanas el próximo año se irán a la quiebra

Los trabajadores de la empresa SpaceX de Elon Musk recibieron un correo electrónico, enviado por el propio multimillonario, en el que explicaba que la situación en la empresa actualmente es desesperada.

«La crisis de producción de los Raptor es mucho peor de lo que parecía hace unas semanas», indicaba Elon Musk en el correo electrónico.

El problema de este «desastre», como lo ha tachado Musk, reside en la nave Starship. Esta es una nave espacial de nueva generación que SpaceX desarrolla con el objetivo de transportar material y personas en misiones a la Luna y a Marte, y esta enorme nave está siendo probada mediante prototipos. Estos prototipos necesitan hasta 39 motores Raptor, con lo cual, el problema radica en la producción de estos.

«Nos enfrentamos a un auténtico riesgo de quiebra si no podemos alcanzar un ritmo de vuelos de Starship de al menos uno cada dos semanas el próximo año», aseguró el multimillonario a su plantilla.

El problema del «desastre» de SpaceX

Los prototipos de la nave Starship están siendo probados en una instalación del sur de Texas, donde se realizan vuelos de prueba cortos. Esta nave necesita hasta 39 motores Raptor y, en consecuencia, se necesita más producción para la creación de estos motores.

A principios de noviembre, Will Heltsley, el que era vicepresidente de propulsión de la compañía, abandonó SpaceX. En esos momentos, Musk decidió hacerse cargo de este departamento tras ver, con la salida de Heltsley, que la situación en este departamento era mucho más grave de lo que imaginaba.

 «Necesitamos que todo el mundo arrime el hombro para recuperarnos de lo que es, francamente, un desastre«, indicó.

Los Raptor son fundamentales para la estabilidad financiera de SpaceX, por eso mismo, la compañía ha aumentado la producción de sus antenas a «varios millones de unidades al año», aunque Musk asegura que estas serán «inútiles» si los propios motores no tienen éxito.

Artículos relacionados

Humoristas del BOE

La guerra Rusia-OTAN

Florecitas

Los ojos de serpiente