domingo, junio 26, 2022

El Gobierno llega tarde a aliviar el alza de los precios: estas son las medidas que ya han tomado otros países

El Ejecutivo sigue sin definir qué impuestos reducirá mientras los países de nuestro entorno ya las han anunciado o las llevan aplicando algún tiempo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este lunes un plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania en el que se incluirán las «rebajas fiscales» anticipadas en la Conferencia de Presidentes del pasado fin de semana. Sin embargo, el Ejecutivo todavía no ha concretado ninguna de estas medidas, algo que criticaron varios presidentes autonómicos.

Muchos otros países, en cambio, se han puesto ya manos a la obra. Es el caso, solo en el continente europeo, de Alemania, Francia, Portugal, Bélgica, Suecia, Irlanda, Eslovenia o Rumanía.

Berlín y París marcan tendencia en Europa

En este sentido, las dos principales economías de la UE, Alemania y Francia, no han dudado en abordar la situación.

Si hablamos de la principal economía de la UE, el Gobierno de Olaf Scholz ya se había adelantado a la crisis de precios antes incluso del inicio de la guerra en Ucrania. Por ejemplo, suprimió la tasa a las energías renovables e incrementó las ayudas a las familias más vulnerables. Ahora, Berlín considera tomar nuevas medidas en el mercado energético.

Por su parte, Francia ha tomado la resolución de subvencionar parte del precio de los carburantes. A partir del 1 de abril, el Gobierno de Emmanuel Macron cubrirá 15 céntimos de cada litro de combustible que los franceses utilicen para repostar. El Elíseo incide en que no se trata de una bajada de impuestos, sino de un «descuento». Un descuento que le costará al Estado unos 2.000 millones de euros.

Bajada de impuestos a la energía

Sin alejarnos de nuestros vecinos, Portugal va a ajustar semanalmente el Impuesto sobre los Productos Petrolíferos (ISP), que grava los combustibles, para mitigar la escalada de precios. Lisboa también anunció este lunes líneas de crédito y otros apoyos para empresas y agricultores para mitigar los efectos de la guerra de Ucrania.

Medidas similares han anunciado los Gobiernos de Irlanda y Suecia, que bajarán asimismo los impuestos sobre los carburantes. Bélgica irá más allá y también reducirá el IVA del gas y la electricidad.

En Rumanía, el primer ministro, Nicolae Ciuca, ha anunciado que su Gobierno fijará a partir del 1 de abril un precio máximo para la electricidad y el gas, tanto para particulares como para empresas, y que lo mantendrá congelado durante un año.

Por último, el Gobierno de Eslovenia ha decidido fijar a partir de este martes el precio de la gasolina regular y del diésel en 1,503 y 1,541 euros el litro, respectivamente, según anunció el ministro de Economía del país, Zdravko Pocivalsek.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados