viernes, febrero 3, 2023
viernes, febrero 3, 2023

El FMI pronostica una caída del 35% en la economía ucraniana y del 8,5% en la rusa a consecuencia de la guerra

El Fondo Monetario Internacional también prevé una contracción del 6,4% de la economía del principal aliado de Rusia en Europa, Bielorrusia

La economía de Ucrania perderá en 2022 algo más de un tercio de su valor, en concreto un 35 %, por el efecto de la invasión rusa, según el FMI, que también pronostica que los perjuicios de la guerra se prolongarán muchos años, incluso si el conflicto bélico llegase a una pronta resolución.

Así lo detalla el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe de Perspectivas Económicas Mundiales, actualizado este martes, en el que por primera vez ofrece una cifra exacta del coste que la invasión ordenada por Vladímir Putin tendrá para la economía de Ucrania.

Tal es la incertidumbre generada por la guerra que el Fondo no se atreve a hacer pronóstico alguno más allá de 2022 y no apunta una proyección para 2023, como sí hace para el resto de países.

«La caída aguda en Ucrania es resultado directo de la invasión, de la destrucción de infraestructuras y del éxodo de su gente», indica el FMI.

Al tratarse de un país en guerra, el Fondo tampoco se aventura a hacer predicciones de la evolución de otros indicadores económicos en Ucrania, ni siquiera para este año, como la evolución del índice de precios de consumo (IPC), la tasa de desempleo o la balanza comercial.

«Incluso si la guerra terminase pronto, la pérdida de vidas, la destrucción de capital físico y la huida de ciudadanos impedirán la actividad económica gravemente por muchos años», señala el Fondo.

Por otro lado, la economía de Rusia se desplomará un 8,5 % en 2022 y un 2,3 % un año después como consecuencia directa de la invasión de Ucrania, según los pronósticos del FMI.

Si bien a principios de año el FMI pronosticaba para Rusia un crecimiento del 2,8 %, casi dos meses después del inicio de la guerra en Ucrania la institución financiera internacional ha rebajado en más de 11 puntos esa previsión.

Desde el inicio de la invasión de Ucrania, el pasado 24 de febrero, la economía rusa ha sido objeto de duras sanciones por parte de muchos países, entre ellos Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido, Japón y Canadá.

La fuerte caída prevista para la economía rusa, según el FMI, «refleja el impacto de las sanciones, que han cortado lazos comerciales, alterado gravemente las intermediaciones financieras dentro del país y reducido la confianza de los agentes económicos».

No obstante, la dependencia energética de Europa respecto al gas y el petróleo rusos sigue siendo el mayor salvavidas para la economía rusa, pese a las reiteradas peticiones por parte de las autoridades ucranianas de cortar completamente los lazos comerciales con Putin.

El Fondo también alerta de que resulta previsible un escenario en el cual las empresas e inversores eviten transacciones comerciales con socios rusos para evitar manchas en su reputación o quejas por parte de los consumidores, incluso en sectores que no estén directamente afectados por las sanciones.

El FMI también pronostica una contracción significativa de la economía del principal aliado de Rusia en Europa, Bielorrusia, cuyo producto interior bruto (PIB) prevé que se contraiga un 6,4 % este año, frente al 2,3 % de crecimiento del año pasado.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores