martes, julio 16, 2024
martes, julio 16, 2024

El Congreso de Perú destituye a Castillo por «permanente incapacidad moral» y la Policía le detiene poco después

El ya expresidente anunció la disolución del poder legislativo y declaró un gobierno de emergencia en el país, lo que fue calificado de golpe de Estado por distintas voces autorizadas

El pleno del Congreso de Perú destituyó este miércoles al mandatario del país, Pedro Castillo, por «permanente incapacidad moral» con 101 votos a favor de un total de 130, después de que este anunciara la disolución del Legislativo y declarara un gobierno de emergencia, lo que ha sido calificado como un golpe de Estado por diferentes voces, incluida la vicepresidenta del país. 

La votación de la vacancia (destitución) de Castillo por «permanente incapacidad moral» recibió 101 votos a favor, del total de 130 congresistas, así como seis en contra y diez abstenciones. «Declárese la permanente incapacidad moral del presidente de la República, José Pedro Castillo Terrones, según lo establecido en el inciso 2 del artículo 113 de la Constitución Política del Perú, concordante con el artículo 117 de la Carta Política», señala la resolución aprobada en el Congreso.

Tras la votación, congresistas celebraron los resultados con banderas, abrazos, lágrimas y gritos de júbilo. Apoyaron al ya expresidente tres congresistas de Perú Libre, el partido marxista que llevó a Castillo al poder, uno del Bloque Magisterial, uno de Perú Democrático y otro de Perú Bicentenario, todos de tendencia izquierdista. Luego de conocerse la destitución, ciudadanos limeños celebraron con bocinazos y pitidos la noticia de la destitución del presidente y a lo largo de la Vía Expresa, la autopista principal de la capital, conductores tocaron sus bocinas para celebrar la noticia.

Poco después de conocerse esa destitución por parte del Congreso, Castillo fue detenido por Seguridad del Estado: se encuentra en la sede de la prefectura de la Policía de Lima. «Dando cumplimiento a nuestras facultades y atribuciones descritas en el artículo 5 de D.L (decreto legislativo) n.° 1267 Ley la Policía Nacional del Perú (PNP), efectivos PNP intervienen al expresidente Pedro Castillo», escribió la cuenta oficial de ese cuerpo en su cuenta de Twitter.

Durante cerca de media hora se desconoció el paradero de Castillo. «Rechazamos el quebrantamiento del orden constitucional y exhortamos a la población a respetar la Constitución Política y a mantener la calma. Asimismo, confiar en las instituciones del Estado», escribió la Policía minutos antes de confirmar la detención de Castillo.

El pleno del Congreso de Perú citó este mismo miércoles a la vicepresidenta peruana, Dina Boluarte, para que jure como nueva jefa de Estado, en reemplazo del destituido, y se convierta, de esa manera, en la primera gobernante de la historia del país andino. «Se cita a las 3:00 p.m. a la sesión del pleno del Congreso, en el que se tomará juramento a la vicepresidenta Dina Boluarte para que asuma el cargo de presidenta de la República», informó el Congreso en un mensaje publicado en Twitter.

La decisión fue anunciada por el presidente del Legislativo, José Williams, luego de que Castillo fuera destituido por el pleno. Williams informó de que, a partir de la decisión del Congreso, se activa la sucesión presidencial contemplada en la Constitución, y se convoca a sesión del pleno para que Boluarte jure como la primera mujer en asumir la presidencia peruana en 200 años de vida republicana del país.

Tras conocerse el pronunciamiento inicial de Castillo, Boluarte manifestó en Twitter su rechazo al «quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso». «Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley», enfatizó. La vicepresidenta también fue hasta la semana pasada ministra de Desarrollo e Inclusión Social, pero comunicó su decisión de alejarse del gabinete de ministros.

Castillo dictó este miércoles disolver temporalmente el Congreso e instaurar un Gobierno de emergencia nacional, horas antes de que el Parlamento debatiera una moción de vacancia (destitución) en su contra que podría haberle apartado de la jefatura del Estado.

«Se dictan las siguientes medidas: Disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional», dijo Castillo en un mensaje a la nación que no fue previamente anunciado por su equipo de comunicaciones o en sus redes sociales.

Con un temblor evidente en sus manos, anunció que también dicta «convocar en el más breve plazo a elecciones para un nuevo congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de 9 meses». Además, ordenó un toque de queda a nivel nacional a partir del día de hoy desde las 22 horas (3.00 GMT del jueves) y que «se declara en reorganización del sistema de judicial, el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Junta Nacional de Justicia (JNJ) y el Tribunal Constitucional (TC)», agregó.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores