domingo, junio 26, 2022

El Banco de España volverá a bajar su previsión de crecimiento para 2022: «La desaceleración es mucho más intensa de lo esperado»

El organismo advierte de que son los hogares con rentas más bajas, menor nivel educativo y más edad los que se ven más afectados por los altos precios

El Banco de España ha avanzado que volverá a rebajar en junio su previsión de crecimiento para 2022 desde el 4,5% calculado en abril, después de que la desaceleración del PIB en el primer trimestre haya sido «mucho más intensa» de lo esperado y haya estado acompañada de un repunte de la inflación subyacente.

El informe anual de la entidad publicado este miércoles señala que la inflación no energética crecerá más de lo previsto este año, mientras que la subida de los precios de la energía será más modesta, entre otras cosas por la puesta en marcha del mecanismo ibérico para limitar el precio del gas y rebajar el de la electricidad.

«Estamos revisando las previsiones y no tenemos números concretos, pero las dinámicas apuntan a una inflación subyacente (sin energía ni alimentos frescos) mayor de la que esperábamos», ha dicho el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, durante la presentación del informe.

El porcentaje de bienes y servicios que registran tasas de inflación por encima del 2% se ha incrementado de forma muy significativa, al pasar del 25% en junio de 2021 al 65% en marzo de 2022, según el informe.

Entre los elementos que más han subido se encuentran muchos productos de primera necesidad, por lo que la inflación está teniendo un impacto «extraordinariamente asimétrico» en la sociedad y son los hogares con rentas más bajas, menor nivel educativo y más edad los que se ven más afectados.

Necesidad de reformas estructurales

La fiscal es una de las grandes reformas que debe afrontar el país y uno de los grandes retos, se indica en el informe, en el que se añaden otros como reforzar la sostenibilidad del sistema de pensiones, potenciar la empleabilidad de los trabajadores mayores, reforzar las políticas activas de empleo, impulsar el trabajo estable e incrementar el capital humano y tecnológico.

Según el BdE, con estas reformas y con una selección «rigurosa» de proyectos que serán financiados con los fondos europeos «Next Generation EU», la economía española podría incrementar su potencial de crecimiento anual hasta el 2%.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados