lunes, septiembre 27, 2021

¿Cuáles fueron los primeros patrimonios de la humanidad españoles?

Nuestro país cuenta con multitud de monumentos y complejos culturales en la lista de Patrimonio de la Humanidad

A raíz de que la Unesco introdujese este domingo a Madrid en su lista de Patrimonio Mundial, reconociendo el llamado ‘Paisaje de la Luz’ que forman el paseo del Prado y Buen Retiro de la capital, recordamos los primeros monumentos españoles que fueron señalados como Patrimonio de la Humanidad.

Los primeros enclaves históricos que entraron a formar parte de esta prestigiosa lista fueron la catedral de Burgos, la Alhambra de Granada, el Real Sitio de San Lorenzo del Escorial, la Mezquita de Córdoba y la obra artística de Antoni Gaudí. Todos ellos obtuvieron este reconocimiento al mismo tiempo, en la octava Sesión del Comité del Patrimonio de la Humanidad, celebrada en 1984.

La catedral de Burgos

La sede catedralicia de Burgos, que acaba de cumplir 800 años de historia, es la única seo española que ocupa un lugar en la lista de la Unesco de manera autónoma, es decir, sin estar asociada al centro histórico de su ciudad, como es el caso de Santiago de Compostela, Córdoba, Toledo, Salamanca, Cuenca, Sevilla, Zaragoza u Oviedo.

La Alhambra de Granada

El segundo monumento más visitado de España, solo por debajo de la Sagrada Familia, constituye probablemente el mayor exponente del arte y la arquitectura andalusíes. La Alhambra está formada por un conjunto de palacios y jardines, también con función defensiva, levantados por la monarquía nazarí y que posteriormente pasaron a dominio castellano tras la conquista de Granada por parte de los Reyes Católicos.

El Real Sitio de San Lorenzo del Escorial

También en 1984, la Unesco reconoció como Patrimonio de la Humanidad el Monasterio y el Real Sitio de San Lorenzo del Escorial. En concreto, el organismo de Naciones Unidas destaca el Monasterio, la Casita del Infante (o de Arriba), en San Lorenzo de El Escorial, así como la Casita del Príncipe (o de Abajo), en El Escorial.

De este complejo destaca sin duda el Monasterio, levantado por Felipe II entre 1563 y 1584. Se trata de uno de los más notorios ejemplos de arquitectura renacentista en España, funcionando además en su día como residencia y panteón real.

La obra de Antoni Gaudí

La obra artística de Antoni Gaudí ha sido reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en dos ocasiones. La primera fue en 1984, cuando el organismo de Naciones Unidas subrayó «la excepcional contribución creativa de Gaudí al desarrollo de la arquitectura y tecnología constructiva de finales del siglo XIX y principios del XX». En aquella ocasión fueron tres los monumentos que entraron en la lista, el Parque Güell, el Palacio Güell y la Casa Milà.

Veintiún años después, en 2005, la Unesco incorporó otras cinco obras de Gaudí como Patrimonio de la Humanidad, empezando por la Sagrada Familia (en concreto, la Fachada de la Natividad y la cripta), la Casa Vicens, la Casa Batlló y la cripta de la Colonia Güell.

La Mezquita de Córdoba

Por último, la Unesco también reconoció en aquel lejano 1984 en su lista de Patrimonio de la Humanidad a la Mezquita de Córdoba. También uno de los monumentos más visitados de España, es junto con la Alhambra el mejor ejemplo de arquitectura andalusí

Diez años después, la Unesco amplió el reconocimiento a la ciudad andaluza incorporando a su lista a gran parte del centro histórico de Córdoba, acompañando de esta forma a su mezquita-catedral.

Artículos relacionados