lunes, agosto 2, 2021

(FOTOGALERÍA) La Catedral de Burgos, uno de los monumentos más emblemáticos de España, cumple 800 años

El templo comenzó a construirse el 20 de julio de 1221 con la presencia del rey Fernando III de Castilla, y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Nada más y nada menos que ocho siglos son los que cumple la famosa Catedral de Burgos, uno de los monumentos más emblemáticos de España.

Hace más de ochocientos años que en Burgos, en la Plaza de Santa María, se encontraba alojada una pequeña iglesia de estilo romántico, rodeada de viviendas. Esta iglesia quedó pequeña para las necesidades de una ciudad como Burgos, que era la capital simbólica del reino, además de una potente sede episcopal.  

Ante la necesidad de ampliar esta iglesia ya construida, pensaron en levantar una nueva catedral y, para ello, demolieron la iglesia y las viviendas de alrededor para, así levantar una catedral que seguiría el estilo gótico francés.  

La emblemática catedral comenzó a construirse el 20 de julio de 1221 con la presencia del rey Fernando III de Castilla y el obispo Mauricio. 800 años después, la Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María de Burgos es considerada una arquitectura declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco

Aunque en su interior puedan verse algunas piezas artísticas y mobiliario de lenguaje renacentista y barroco, la catedral es enteramente gótica. Este templo no solo fue pionero en España por su arquitectura, sino también por ser la primera catedral española construida en estilo gótico clásico y seguir modelos franceses.

La catedral ha pasado por varias reformas y varias fases de construcción: la primera de ellas tuvo lugar en el siglo XI; la segunda, dos siglos después, en el s. XIII; la tercera, a finales de ese mismo siglo; y la cuarta fase de construcción corresponde al siglo XV, cuando se finaliza la catedral y el claustro. La quinta fase tuvo lugar entre los siglos XVI y XVII y, por último, la última fase, cuando se completa la construcción de las emblemáticas agujas de las torres en el año 1927

Este edificio histórico despierta un gran interés turístico, cada año miles de personas acuden a Burgos a visitar su emblemática catedral. Aunque la pandemia ha reducido el número de visitas, los últimos datos del 2019 indican que ese año acudieron al templo más de 370.000 personas.

La catedral no solo destaca por su arquitectura y belleza, sino también por contener algunos tesoros como la figura del Papamoscas del siglo XVI, un autómata que, cuando se anuncia la hora en punto, abre su boca y mueve el brazo derecho para accionar el badajo de una campana. 

Artículos relacionados