domingo, abril 18, 2021

Brasil bate récord de muertes por COVID-19 por segundo día consecutivo

La variante brasileña, que podría ser hasta dos o tres veces más transmisible, está poniendo en jaque al país latinoamericano

Brasil, uno de los países del mundo más afectados por la pandemia, batió un nuevo récord diario de muertes por coronavirus al registrar 1.910 fallecimientos en las últimas 24 horas, según informó este miércoles el Gobierno.

Se trata del segundo día consecutivo en el que el gigante latinoamericano alcanza un récord diario de muertes, tras las 1.641 contabilizadas la víspera.

De acuerdo con el balance diario del Ministerio de Salud, el total de fallecidos por causa del COVID-19 asciende a 259.271 desde el pasado 12 de marzo, cuando se registró la primera víctima mortal en Brasil.

El país detectó 71.704 casos de la enfermedad en las últimas 24 horas, la segunda peor cifra de contagios diarios durante la pandemia, por lo que el acumulado desde el 26 de febrero de 2020 llega a 10.718.630.

La cepa amazónica desborda los hospitales

El recrudecimiento de la enfermedad ha dejado a la mayoría de los estados brasileños al borde del colapso sanitario debido al repunte de ingresos en los hospitales por coronavirus, incluidos jóvenes, tras las aglomeraciones registradas durante la fiesta de Carnaval.

Los especialistas atribuyen también el agravamiento de la crisis al surgimiento de una nueva cepa originaria del estado de Amazonas, la cual, según estudios preliminares, es entre dos y tres veces más transmisible que los otros linajes y tiene capacidad de evadir la inmunidad de aquellas personas que ya habían contraído el virus previamente.

De acuerdo con un estudio publicado hoy por el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo (USP), la variante conocida como P.1 es la predominante entre los casos de COVID-19 registrados en Araraquara, una ciudad del estado de Sao Paulo que se ha visto desbordada por el creciente número de ingresos en los hospitales.

La preocupante situación de Brasil ha encendido las alertas de otros países y ha obligado a las autoridades sanitarias a endurecer las medidas de restricción en buena parte del país.

- Publicidad -

Artículos relacionados

Hacia una tiranía colectivista

Clara Campoamor, ¿fascista?

Sánchez, el iluminado