miércoles, febrero 1, 2023
miércoles, febrero 1, 2023

Biden pacta con Macron realizar cambios en su ley de la inflación para no perjudicar a empresas europeas

El presidente de EE.UU. reconoció que hay «fallos técnicos» en la Ley de Reducción de la Inflación, por los que varios países de la UE, incluida Francia, han expresado su descontento

Algunos países d, incluida Francia, han expresado descontento con esa parte de la ley porque los subsidios podrían afectar negativamente a las industrias europeas de energías verdes y automoción.

El presidente estadounidense, Joe Biden, se comprometió este jueves a cambiar la Ley de Reducción de la Inflación con el objetivo de que no perjudique a las empresas del sector verde de Europa, en respuesta a las peticiones que formuló su homólogo francés, Emmanuel Macron.

En una rueda de prensa al término de su reunión en la Casa Blanca, los dos líderes anunciaron que han llegado a un acuerdo para introducir una serie de cambios técnicos en esa legislación, aunque no especificaron cuáles serán.

Biden reconoció que hay «fallos técnicos» en la Ley de Reducción de la Inflación y los atribuyó a la magnitud de la legislación, aprobada en agosto y que contempla la mayor inversión en tecnología verde de la historia de EE.UU. con el fin de reducir en un 40% sus emisiones para 2030.

Ley de Reducción de la Inflación también ofrecerá, a partir de 2023, incentivos fiscales a empresas que usen componentes fabricados en Norteamérica para productos que favorezcan la transición a energías verdes, como los vehículos eléctricos.

Varios países de la Unión Europea (UE), incluida Francia, han expresado descontento con esa parte de la ley porque los subsidios podrían afectar negativamente a las industrias europeas de energías verdes y automoción. En la rueda de prensa, Macron insistió en la necesidad de «resincronizar» agendas para que esos incentivos no perjudiquen a Francia y Europa.

«Trabajaremos juntos en esos elementos técnicos para asegurarnos de que no hay un efecto dominó en los proyectos que están en curso en Europa. Queremos tener éxito juntos, no uno contra otro», aseveró el presidente francés.

Una de las posibles soluciones a la que podrían llegar París y Washington es el establecimiento de exenciones para empresas europeas, algo que Macron ya había propuesto pero no repitió públicamente en la rueda de prensa.

El tema de los incentivos fiscales había protagonizado varias reuniones de la Unión Europea y Francia ya había debatido con Alemania y Países Bajos la opción de que EE.UU. establezca exenciones a algunos productos europeos.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores