Inicio Nacional (VÍDEO) Persecución de película de hasta 50 kilómetros para detener a unos...

(VÍDEO) Persecución de película de hasta 50 kilómetros para detener a unos ladrones en Cataluña

Persecución de película de hasta 50 kilómetros para detener a unos ladrones en Cataluña / Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet

La aventura de los dos ladrones terminó en la localidad de Santa Coloma de Gramanet, donde fueron interceptados por los Mossos tras su carrera por el Vallés Oriental

La comarca del Vallés Oriental, en Cataluña, fue escenario este domingo de un suceso digno de toda una película de acción. Lo protagonizaron dos atracadores que, al huir de la Policía, dieron pie a una persecución de hasta 50 kilómetros pasando a toda velocidad por las calles y carreteras de distintas localidades.

Todo comenzó en L’Ametlla del Vallès, donde una patrulla de la Policía Local dio el alto al vehículo en el que viajaban los presuntos autores de un atraco en la localidad. Al hacer caso omiso los ocupantes, empezó una huida hacia Barcelona en la que fueron perseguidos por los Mossos d’Esquadra y también por las policías locales de los distintos lugares por los que pasaban.

Durante dos horas y los cerca de 50 kilómetros ya reseñados, no hubo manera de detener al vehículo ni a los ladrones. Sin embargo, la aventura acabó llegando a su fin, y lo hizo en Santa Coloma de Gramanet.

Fue en esta ciudad donde se consiguió la detención de los perseguidos. El logro llegó tras chocar su coche con otros que estaban aparcados y también con dos motocicletas. Además, se puso en peligro a varios peatones que transitaban la ciudad en la que todo terminó. La esquina de la calle Irlanda con la de Sant Josep fue el lugar en el que los policías pudieron interceptar a los ladrones, que fueron detenidos al instante.

El Ayuntamiento de Santa Coloma informó de que los detenidos no tienen relación con la localidad, aunque según se ha dado a conocer son ladrones habituales. De hecho, los Mossos incautaron todo lo que llevaban en el coche, como herramientas, electrodomésticos e incluso un perro. Uno de los dos atracadores es, de hecho, un presidiario que se encuentra en régimen abierto.

También se ha sabido que no hubo heridos a consecuencia de la traca final de la persecución, aunque sí se produjeron daños materiales en los coches y motocicletas ya mencionados y en un vehículo policial, que sufrió sobremanera las consecuencias del suceso.

Salir de la versión móvil