Internacional
Venezuela acusa a España de ayudar a Leopoldo López

Venezuela acusa a España de ayudar a Leopoldo López

El Gobierno venezolano denunció este domingo que España violó la Convención de Viena, que rige las relaciones diplomáticas, al permitir la salida del país del líder opositor Leopoldo López, que se encontraba en la residencia del embajador español en Caracas desde abril de 2019, tras abandonar su arresto domiciliario.

«Venezuela denuncia el incumplimiento flagrante de las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas por parte del Reino de España», recoge un comunicado de la Cancillería en nombre del Ejecutivo.

En dicho mensaje, señala que hubo «una inédita y continua violación» de dicha convención, que «se remonta, al menos, al año 2017 y ha sido protagonizada en territorio venezolano directamente por el embajador español», Jesús Silva.

El Gobierno venezolano recuerda que Silva fue expulsado el 25 de enero de 2018 «como consecuencia de reiteradas intromisiones en asuntos internos» y, posteriormente, «se acordó con las autoridades españolas su regreso en abril de ese mismo año, bajo un renovado compromiso de respeto a las leyes venezolanas e internacionales».

Consideran que Silva hizo diplomacia «sesgada»

«Muy por el contrario, la práctica diplomática sesgada del representante español se hizo aún más notable, al punto de cobijar bajo una figura inexistente y antijurídica, en la propia residencia de España, a un prófugo condenado por la Justicia venezolana», añade el comunicado.

López entró como huésped a la residencia del embajador tras participar en un fallido levantamiento militar junto a Juan Guaidó el 30 de abril de 2019, día en que abandonó el arresto domiciliario en que se encontraba.

En este sentido, el Gobierno venezolano asegura que «el Ministerio de Asuntos Exteriores, la Unión Europea y Cooperación de España se comprometieron en diversas oportunidades a no permitirle el accionar político» desde la residencia a López, a quien consideran «prófugo golpista».

Sin embargo, aseguran que «desde el interior de la residencia diplomática española, bajo el conocimiento del embajador Silva, a principios de 2020, López planificó la operación mercenaria denominada Gedeón».

Ese operativo consistió en dos fallidas incursiones en las que participaron medio centenar de exmilitares y expolicías venezolanos, así como dos contratistas militares estadounidenses, ambos exboinas verdes.

Según el Gobierno, esa operación tenía como fin matar al presidente Nicolás Maduro, así como «sembrar violencia y desestabilización en el país».

Consideran verificado que organizó la salida

En opinión de las autoridades venezolanas, «hoy es, a todas luces verificable, que el jefe de la misión diplomática española en Venezuela fungió como principal organizador y cómplice confeso de la anunciada fuga de territorio venezolano» de López.

Asimismo, califica esa acción como «inaceptable e incomprensible en el marco de una relación bilateral histórica entre las dos naciones».

«De esta manera, el Reino de España participa activamente en la fuga ilegal de un peligroso delincuente y decide recibirlo en su territorio, sin reparar en las leyes internacionales e incluso en las leyes migratorias españolas y en los acuerdos bilaterales en materia de justicia», añade el comunicado.

Finalmente, Venezuela considera que «la práctica antidiplomática y hostil del Estado español hacia Venezuela, en claro desapego a los principios más elementales del Derecho Internacional Público, dejará una mancha profunda e indeleble».

«Por último, vale la pena subrayar que las instituciones del Estado venezolano cumplirán con su obligación constitucional de realizar las investigaciones necesarias y establecer las responsabilidades y sanciones correspondientes a los delitos cometidos en estricto apego a las leyes venezolanas e internacionales y a la garantía del debido proceso», concluye el comunicado.

Llegada de Leopoldo a Madrid

El líder opositor venezolano llegó este domingo a Madrid y se encuentra en casa de sus padres en la capital de España, informaron fuentes próximas a su familia.

López salió de Venezuela el viernes pasado, tras abandonar la residencia del embajador español en Caracas, donde permanecía cómo huésped desde el 30 de abril de 2019.


El padre de López, que reside en Madrid, dijo que su hijo dejó la residencia diplomática por voluntad propia y viajaría a España «muy pronto».

Juan Guaidó también celebró la salida de Leopoldo vía Twitter:

“Alcanzar la libertad de Venezuela”

El líder opositor venezolano aseguró este sábado que seguirá trabajando «para alcanzar la libertad» de su país. 


«Como siempre, desde las calles con el pueblo, o en una cárcel militar, desde un tribunal injusto o perseguido en una embajada, todo nuestro tiempo y energía será para serle útil al pueblo venezolano en la conquista de su libertad», añadió López en la misma red social.

En este sentido, agregó que desde el «nuevo terreno de lucha», fuera de Venezuela, continuara «cumpliendo de manera inquebrantable con las responsabilidades asignadas como comisionado para el Centro de Gobierno», que le encargó el también opositor Juan Guaidó, al que unos 50 países reconocen como presidente interino.

Asimismo, aseguró que «bajo el liderazgo» de Guaidó, del que ha sido el gran mentor, y «en coordinación» con la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de clara mayoría opositora que termina su mandato el 5 de enero, está seguro de que «Venezuela será libre y democrática».

El político concluyó su mensaje anunciando que «en los próximos días» ampliará «en detalle» las acciones que plantea «a favor de la libertad» de los venezolanos.

López fue arrestado en 2014 y sentenciado a 14 años de cárcel, acusado de liderar los actos violentos en las marchas antigubernamentales que se llevaron a cabo ese año.

El opositor cumplió su condena durante casi tres años en una cárcel militar y, posteriormente, fue traspasado a arresto domiciliario hasta su liberación en abril de 2019, cuando se hospedó en la residencia del embajador.

SUBIR