miércoles, agosto 10, 2022

Ucrania asegura que Rusia ha atacado la segunda mayor refinería del país

Kiev también ha denunciado este lunes que Rusia ha lanzado cuatro misiles de crucero contra la ciudad ucraniana de Odesa

El Ejército ruso atacó este lunes la segunda mayor refinería de Ucrania, situada en la ciudad de Lisichansk, en la provincia oriental de Lugansk, escenario de duros enfrentamientos desde el inicio de la invasión.

Como resultado del fuego de artillería ruso, las instalaciones de la refinería están ardiendo y existe riesgo de explosión, según afirmó la defensora del pueblo ucraniana, Ludmyla Denisova, en un mensaje en Facebook.

Denisova, que acompañó su publicación de una foto en la que puede verse un fuego en unas instalaciones industriales, indicó que no es posible extinguir el incendio porque los ataques rusos todavía persisten.

La defensora del pueblo puntualizó que las fuerzas de Moscú han elegido como blanco las infraestructuras de procesado de petróleo desde el inicio de la guerra.

«Junto con las pérdidas humanas, la destrucción de infraestructura y la reducción de las capacidades de defensa de nuestro país, la destrucción de reservas de petróleo es gravísima para el medio ambiente,» destacó.

«La combustión de productos petroleros libera al aire carcinógenos y sustancias que pueden afectar de forma significativa la salud humana y el medio ambiente,» concluyó.

El pasado 6 de abril, las fuerzas rusas bombardearon una instalación petrolera en Novomorskovsk, en el centro de Ucrania, dejándola inoperativa.

La que era la mayor refinería del país, situada en Kremenchuk, también en el centro del país, fue destruida por completo a principios del mes pasado. 

Rusia lanza cuatro misiles de crucero contra Odesa, según fuentes ucranianas

El Ejército ruso atacó este lunes la ciudad ucraniana de Odesa (sur) con el lanzamiento de cuatro misiles de crucero, según fuentes locales citadas por la agencia Ukrinform.

El ayuntamiento de la ciudad portuaria afirmó que los cuatro misiles, de tipo Oniks, fueron lanzados desde un sistema estacionado en la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014.

Las autoridades locales destacaron que, con el ataque, Rusia continúa con su estrategia de «destruir infraestructuras y ejercer presión psicológica sobre la población civil» y señalaron que las posibilidades de que tipo de agresiones prosigan en la región son «muy altas».

No especificaron, sin embargo, si el ataque de este lunes causó daños materiales de algún tipo o dejó heridos.

Este domingo el Ejército ruso ya había disparado misiles de crucero contra la región de Odesa desde el Mar Negro.

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel