martes, julio 16, 2024
martes, julio 16, 2024

Twitter levanta la suspensión de las cuentas de varios periodistas mientras Elon Musk busca nuevos inversores

El dueño de la red social había acusado a los informadores de compartir detalles sobre sus movimientos y de poner en peligro a su familia

Twitter restauró en las últimas horas las cuentas de varios periodistas que habían sido suspendidas después de que el dueño de la red social, Elon Musk, les acusara de compartir detalles sobre sus movimientos y de poner en peligro a su familia. El levantamiento de las suspensiones fue anunciado por el propio Musk tras consultar a sus seguidores en una encuesta, en la que les preguntó si usuarios que habían compartido su ubicación en tiempo real debían poder volver a contar con sus cuentas inmediatamente o en siete días.

«El pueblo ha hablado. Las cuentas que publicaron mi ubicación verán su suspensión levantada ahora», dijo el empresario en un tuit después de que casi un 59% de los más de tres millones de votos que se registraron en la consulta se inclinasen por esa opción. Las suspensiones habían sido criticadas por varios Gobiernos y organizaciones internacionales como un posible ataque a la libertad de prensa.

A primera hora del sábado, la mayor parte de las cuentas de periodistas que habían sido bloqueadas –en su mayoría reporteros especializados en tecnología de medios como The New York Times, The Washington Post o CNN, entre otros- volvían a estar activas. Musk ha justificado las suspensiones asegurando que los periodistas violaron unas nuevas normas de uso anunciadas por Twitter esta misma semana y en las que la red social prohíbe compartir en tiempo real la ubicación de alguien.

Todo ello ocurrió después de que Twitter suspendiese la cuenta @elonjet, que seguía los movimientos del jet privado del magnate usando información que es pública, y la de su responsable, Jack Sweeney. Varios de los periodistas que luego fueron bloqueados habían escrito sobre la suspensión de @elonjet, una medida que el propio Musk había prometido no tomar. «Mi compromiso con la libertad de expresión se extiende incluso a no prohibir la cuenta que sigue a mi avión, aunque eso es un riesgo directo para la seguridad personal», había dicho hace un mes.

Su cambio de opinión, ha asegurado, se produjo después de que un hombre supuestamente agrediese un coche en el que viajaba su hijo de dos años en Los Ángeles (California). Pese a levantar el veto a varios de los periodistas, la cuenta que seguía los movimientos del avión privado de Musk continúa suspendida.

Nuevos inversores

Además, Elon Musk está buscando nuevos inversores para Twitter y ofreciendo participaciones al mismo precio por el que él adquirió hace apenas unos meses la empresa, según varios medios especializados. La notifica la adelantó Semafor y la han confirmado entre otros el diario The Wall Street Journal tras contactar con inversores que han recibido esta nueva oferta para poner dinero en la red social.

Entre ellos figura Ross Gerber, presidente de una firma de inversión que había aportado algo menos de un millón de dólares a la operación en la que Musk se hizo con Twitter, y quien el jueves fue contactado por la compañía sobre la posibilidad de comprar más acciones. Según estos medios, los títulos se están ofreciendo a un precio de 54,20 dólares, el mismo que pagó Musk y que valoró Twitter en unos 44.000 millones de dólares.

El multimillonario trató durante meses de romper o renegociar el acuerdo que había alcanzado para hacerse con la empresa, que desde que fue adquirida ha protagonizado numerosas controversias y ha visto cómo numerosos anunciantes retiraban su publicidad. El propio Musk admitió el mes pasado que Twitter había experimentado una caída masiva de sus ingresos y llegó a hablar del riesgo de una posible quiebra en el futuro.

Como parte de la operación de compra, la empresa asumió unos 13.000 millones de dólares de deuda, por lo que tiene que hacer frente a grandes pagos de intereses durante los próximos años. Musk, por su parte, ha vendido en los últimos meses miles de millones de dólares en acciones de Tesla, la empresa de vehículos eléctricos que dirige y en la que tiene concentrada la mayor parte de su inmensa fortuna.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores