martes, junio 28, 2022

Suiza acaba con la obligación del teletrabajo y las cuarentenas de contactos estrechos y Lituania elimina el pasaporte covid

Las restricciones continúan levantándose poco a poco en distintos países europeos con motivo del progresivo menor impacto de la pandemia

El Gobierno suizo anunció este miércoles que a partir de este jueves quedarán sin efecto la obligatoriedad del teletrabajo y las cuarentenas de los contactos cercanos de casos confirmados de covid-19, decisiones con las que inicia una fase de transición hacia el fin de la mayor parte de medidas restrictivas destinadas a contener la propagación del coronavirus.

El presidente de Suiza, Ignazio Cassis, dijo en una conferencia de prensa que esto no significa que la pandemia haya terminado, pero sí que «vemos una luz en el horizonte».

En un país de 8,6 millones de habitantes, más de medio millón se infectaron solo en la última semana, pero el impacto en el sistema hospitalario ha sido menor al que se temía y el número de personas en cuidados intensivos no se ha disparado.

El teletrabajo que hasta ahora era obligatorio dejará de serlo a partir de mañana, aunque las autoridades lo siguen recomendando cuando sea posible. En cambio, el uso de la mascarilla en el lugar de trabajo seguirá siendo obligatorio.

Sobre las cuarentenas, el ministro de Salud, Alain Berset, admitió que el gran número de casos hace que sea una medida que ha perdido su sentido. En Suiza el periodo de cuarentena ya se había reducido de diez a cinco días a partir de mediados de enero.

Solo las personas que den positivo en un test de covid deberán aislarse durante cinco días.

Las autoridades informaron de que someterán a consulta de las autoridades cantonales y locales la conveniencia de levantar otras medidas relacionadas a la lucha contra la pandemia, como el uso de mascarillas y los certificados de vacunación, sobre las cuales podría pronunciarse antes de fin de este mes.

Por otro lado, el Gobierno de Lituania decidió suspender desde el 5 de febrero la exigencia de presentar un certificado de vacunación contra la covid o de inmunización por infección para entrar en comercios, restaurantes, bares y otros lugares públicos.

Medios locales citaron al ministro de Salud, Arunas Dulkys, quien afirmó que aunque la propagación de la variante ómicron mantiene el riesgo para vacunados como para no vacunados o recuperados, el papel del certificado como instrumento para incentivar la vacunación ha disminuido.

El Gobierno anunció además que las restricciones de aforo en comercios seguirán en vigor para que se pueda mantener la distancia social y que las tiendas deberán garantizar un espacio de quince metros cuadrados por persona.

La ministra de Economía e Innovación, Ausrinė Armonaite, declaró por su parte que el certificado o pasaporte covid ayudó a responder a las olas de la pandemia y estimuló a la vacunación.

El documento fue introducido para uso dentro de Lituania el pasado verano, cuando el país relajó las restricciones que habían obligado al cierre de comercios y lugares públicos y a la limitación de viaje entre ciudades lituanas.

La eliminación del pasaporte electrónico covid llega cuando las autoridades informaron de un nuevo récord de nuevas infecciones diarias, que alcanzaron las 12.278, la mayor parte de las cuales se asume que corresponden a la variante ómicron.

El Gobierno también eliminó el test obligatorio de covid-19 para los trabajadores en algunos sectores con el propósito de reducir la carga de los laboratorios, que han aumentado el número de peticiones recibidas.

En la vecina Letonia este miércoles se registraron 10.610 nuevos casos y 23 muertes por covid y sigue en vigor la obligatoriedad de exhibir un certificado de vacunación o de inmunización para acceder a muchos comercios y otras zonas públicas. 

Fuente: EFE

Artículos relacionados