jueves, agosto 18, 2022

Mueren cinco inmigrantes en los enfrentamientos con los agentes marroquíes al intentar saltar la valla de Melilla

También se produjeron 76 heridos entre los migrantes, 13 de ellos graves, y 140 entre las fuerzas de seguridad marroquíes, cinco de ellos de gravedad

Cinco inmigrantes murieron como consecuencia de los enfrentamientos de este viernes con las fuerzas de seguridad marroquíes durante el asalto masivo de centenares de subsaharianos a la valla de Melilla, según informaron a Efe fuentes locales de la provincia de Nador.

Además de los cinco fallecidos, también se produjeron 76 heridos entre los migrantes, 13 de ellos graves. Por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes, resultaron heridos 140 agentes, cinco de ellos de gravedad.

Las fuentes indicaron que la tentativa de acceso a Melilla se caracterizó «por el uso de métodos muy violentos» y que los cinco emigrantes fallecieron en un momento de estampida de la masa de personas, cifrada en 2.000 por parte de las autoridades españolas, o a causa de las heridas padecidas al caer al suelo cuando escalaban la valla.

Todos los heridos, tanto agentes como emigrantes, fueron trasladados al hospital Hassami de Nador y al centro hospitalario universitario de la ciudad de Oujda para recibir tratamiento.

Las autoridades españolas informaron de que 133 de los emigrantes consiguieron acceder a Melilla y contabilizaron 49 agentes de la Guardia Civil y 57 inmigrantes heridos, de los cuales tres tuvieron que ser trasladados al Hospital Comarcal.

Además, las autoridades marroquíes detuvieron a un millar de personas subsaharianas que se aproximaban a Melilla para intentar cruzar a la ciudad española.

Según informaron a Efe fuentes de seguridad, muchos de los emigrantes arrestados en su intento de acceder a Melilla son de nacionalidad sudanesa y provenían de bosques cercanos en los que se estaban congregando en los últimos días para llevar a cabo una entrada masiva a esta ciudad española en el norte de África.

La Delegación del Gobierno español en Melilla informó de que casi 2.000 migrantes intentaron cruzar este viernes la valla que separa Marruecos de la ciudad española y al menos 130 de ellos lo consiguieron.

Las fuentes marroquíes explicaron que «sólo una pequeña parte» de emigrantes pudieron escapar al dispositivo y esconderse en los bosques marroquíes fronterizos con Melilla.

Las autoridades del país magrebí preveían ese ataque desde hace más de una semana después de que cientos de emigrantes subsaharianos se congregaran en montañas difícilmente accesibles situadas en la comarca de Bini Buiafrur, ubicada en la provincia marroquí de Nador y a unos 20 kilómetros al oeste de Melilla.

De hecho, los servicios de seguridad marroquíes realizaron dos intervenciones el jueves y el pasado sábado para abortar estos preparativos, en los que estaban implicados cientos de emigrantes subsaharianos que tenían la intención de cruzar a España a partir de Bini Buiafrur.

Durante estos dispositivos, alrededor de 200 agentes marroquíes resultaron heridos en los enfrentamientos con estos emigrantes, que por ser de mayoría sudanesa consiguen la colaboración de la población local debido al factor del idioma y de la religión.

Habitualmente, los servicios de seguridad someten a los migrantes interceptados en las fronteras con Ceuta y Melilla y en las costas del país a un interrogatorio rutinario, trámite que suele terminar pasados unos días en su traslado hacia ciudades del centro del país.

Fuente: EFE

Artículos relacionados