miércoles, noviembre 30, 2022
miércoles, noviembre 30, 2022

Michel se disculpa con Von der Leyen en la Eurocámara por el desplante en Ankara

El episodio se enmarca en una polémica más profunda sobre el papel del Consejo Europeo y la Comisión en los viajes internacionales de la UE

Con la Eurocámara como escenario, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se disculpó este martes «solemnemente» ante la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tras no reaccionar ante el desplante diplomático que sufrió en la reunión que ambos mantuvieron la semana pasada con el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara.

Ambos explicaron su reunión con Erdogan durante casi dos horas a puerta cerrada a los líderes de los grupos del Parlamento Europeo, incluido el presidente David Sassoli. Un encuentro marcado por el ‘Sofagate’, como se conoce al momento en el que el jefe de Estado turco y Michel se sentaron en dos sillas en el centro de la sala, mientras Von der Leyen quedaba relegada a un sofá lateral.

De acuerdo a diversas fuentes, Michel se disculpó “solemnemente” ante Von der Leyen por el incidente -ya que él no reaccionó ni reclamó una silla adicional- y pidió perdón también a “todas las mujeres que se hayan podido sentirse ofendidas”, al tiempo que insistió «en la unidad y el espíritu de equipo de la UE».

Michel mantuvo que no se levantó de la silla para no estropear “un viaje importante que llevaban tanto tiempo preparando” para tratar de mejorar las relaciones con Turquía.

Von der Leyen, por su parte, recalcó que un hecho como éste “no va a volver a suceder”. También, según fuentes presentes en la reunión, recordó que ya había criticado la retirada de Turquía de la Convención de Estambul y explicó que la situación fue “desagradable” para ella.

La alemana mencionó en varias ocasiones un futuro documento de «modus vivendi» entre las dos instituciones, que está siendo elaborado actualmente, para que haya unas guías claras sobre cómo proceder en viajes en los que ambos representen a la Unión Europea.

Hasta ahora, el Consejo ha defendido que, según el Tratado de Lisboa, el presidente de esta institución recibe el estatus de jefe de Estado y el de la CE recibe el de primer ministro, mientras que la Comisión mantiene que ambos presidentes deben ser tratados al mismo nivel.

Relacionados

spot_img

Colaboradores