miércoles, agosto 10, 2022

La tenista china Peng Shuai niega ahora las acusaciones de abuso, entre dudas sobre su libertad de expresión

El escepticismo reina sobre si la jugadora se ha expresado libremente o sus palabras vienen dictadas por Pekín

Tras haber estado un mes y medio desaparecida, la jugadora de tenis china Peng Shuai ha retirado la denuncia de abusos sexuales que presentó acusando a un exviceprimer ministro del Partido Comunista.

En medio de la presión internacional por su paradero desconocido, el director de un periódico chino afiliado al Gobierno publicó unas fotografías de la tenista y aseguró que estaba en su casa y «aparecería en público pronto», pero las declaraciones y las aparentes pruebas de vida no han convencido a la comunidad internacional.

«Nunca he dicho o escrito que alguien haya abusado de mí. Quiero enfatizar esta cuestión. […] Parece que ha habido mucha malinterpretación por parte del público», ha afirmado ahora Peng en una entrevista al diario Lianhe Zhaobao de Singapur. No obstante, aún existen dudas sobre el grado de libertad que la jugadora tiene para expresarse y sobre si sus palabras pueden venir dictadas por Pekín.

En su denuncia original, publicada en la red social Weibo, Peng escribió: «Sé que alguien de tu prestigio, viceprimer ministro Zhang Gaoli, no tendrá miedo. Pero, incluso aunque sea una pequeña piedra estrellándome contra una roca o una polilla atacando las llamas y jugando con mi propia destrucción, diré la verdad sobre ti». La publicación desapareció de la red a los pocos minutos.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel