jueves, diciembre 1, 2022
jueves, diciembre 1, 2022

La política de «cero covid» de China, en entredicho: efectos económicos y de esperanza de vida

Los economistas apuntan a que el aumento del desempleo derivado de las restricciones hace cada vez más difícil justificar el discurso gubernamental

Expertos chinos cuestionaron recientemente la política de «cero covid» del país alertando del impacto que las restricciones impuestas van a tener en la economía, recoge este jueves el diario hongkonés South China Morning Post.

A diferencia de la mayor parte del mundo, China mantiene una estricta política de tolerancia cero contra el covid con el argumento de proteger a la población mayor, que en un alto porcentaje no está vacunada, o evitar un colapso sanitario.

Sin embargo, la dureza de las medidas para atajar los últimos rebrotes -especialmente en la metrópoli de Shanghái- ha provocado una inédita reacción crítica en la población, que ha difundido innumerables quejas y vídeos de denuncia a través de las redes.

Los expertos advierten sobre la economía

Además, la oleada de ómicron también está golpeando a la segunda economía del mundo, lo que ha levantado dudas sobre si el país podrá lograr el objetivo de crecimiento de «alrededor del 5,5%» fijado para este año. «Una economía estable también protege vidas. Una caída del 1% en el consumo per cápita del país acortaría la esperanza de vida. Hay que centrarse más en proteger la cadena industrial, aunque haya restricciones», comentó el pasado fin de semana el académico David Li Daokui, en un foro de la Universidad Tsinghua de Pekín, citado por el South China Morning Post.

Otro experto, James Liang Jianzhang, cofundador de la compañía de viajes Ctrip.com, especifica que las restricciones puestas en marcha podrían reducir hasta cuatro días al mes la esperanza de vida en el país, agrega el diario. «Se puede decir que tan solo con unos pocos meses de confinamiento se consumen los 10 días adicionales de esperanza de vida que se habían conseguido en los últimos dos años», afirmó.

Según Liang, si China consigue aumentar la tasa de vacunación al 95% con dos dosis y al 60% con tres, el número de fallecimientos por covid tras relajar las restricciones sería de unas 150.000 personas, muy por debajo de la cifra de 1,5 millones a la que apuntan algunos estudios domésticos.

El rotativo también cita hoy declaraciones del profesor Huang Shoan, de la Universidad de Shandong, quien incide en que el aumento del desempleo y la disminución de los ingresos derivados de las restricciones hacen cada vez más difícil justificar el discurso gubernamental de que se está poniendo «a las personas primero».

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores